Platicar con Adriana revitaliza. Escuchar sobre su historia de vida te anima y hasta te empodera. Y es que eso le encanta: ayudar a crecer a otras mujeres.

Desde niña sabía que, de cierto modo, su natal Colima le “quedaba chico”, y necesitaba salir para seguir creciendo y alcanzar sus sueños. De eso ya van casi 30 años y Adriana sigue y sigue creciendo y probando que los límites no existen.

Nos quedamos de ver en su casa para platicar y es innegable lo familiar que es y lo mucho que quiere a su familia. Cuando ésta la visita, se queda en su casa y los días en el hogar se vuelven un convivio eterno e increíble. Con muchos apapachos por parte de todos.

Su esposo, Horacio Rivera, entra por un momento a donde estamos platicando y es todo risas y buena vibra. Ya llevan 26 años de casados y la complicidad y amor entre esta pareja continua intacto. La historia de cómo se conocieron es divertidísima. Adriana tenía tres meses de haberse mudado a nuestra ciudad para estudiar en la Universidad del Valle de México, cuando se le ocurrió pedir ride a un extraño, quien iba de pasada al club que estaba al lado de donde ella vivía. El click fue instantáneo y después ella y Horacio se casaron y tuvieron tres hijos.

Y es que así es Adriana: increíblemente confiada y a nada le tiene miedo. Probablemente eso ha sido lo que ha regido su vida y la razón detrás de su exitosa trayectoria. Ella se avienta sin pensar en el qué pasará o el qué dirán porque además es auténtica, sin poses. Como es una persona buena, leal y buena amiga, mucho de lo que le sucede es por buen karma y ella lo sabe. Lo que das al universo se te regresa.

Como bien la puedes encontrar comiendo en un restaurante en Europa con estrellas Michelin o yendo al Fashion Week de París, puede estar disfrutando de unos tacos en un carrito de una esquina de la ciudad o en la Marquesa. Es muy aterrizada y eso ha sido un aspecto muy importante de su vida que les ha inculcado a sus hijos. “Me encanta la diversidad de la vida, por eso veo a mis hijos con una mentalidad tan abierta”, comenta. Sus hijos están conectados con sus raíces y saben ser felices y adaptarse a cualquier ambiente.

Tal vez por su buena vibra, o porque es tan confiada y permite que el universo la ayude, es que todo se le acomoda. De verdad es impresionante. Además tiene un sexto sentido y una buenísima intuición que hace que lo que ella proponga, se cumpla. Así sea con su inmobiliaria, cuando decidió irse a vivir a Miami con su familia o cualquier otra cosa. “Siempre de niña decía lo mismo: voy a llegar… uff. No voy a tener nunca ningún límite. Y todavía me falta”, asegura. Ser visionaria le ha permitido llegar hasta donde está.

Eso no le ha hecho dejar ser la persona tan aterrizada y noble que es. Genuinamente le encanta ayudar y forma parte de dos fundaciones, una en la que ayuda a los niños de la calle y otra en la que apoya a Rosi Orozco, presidenta de la organización Unidos Contra la Trata, donde incluso ha viajado con ella a Washington para impulsar la causa. Ayudar a otros le da mucha fuerza y energía.

En medio de nuestra plática nos presenta a su mamá y a su hermana, quienes están de visita y se están quedando en su casa. Su mamá nos platica unas historias divertidísimas de cómo al embarazarse de Adriana empezó a tener todo tipo de suerte. Todo comenzó cuando ya estaba embarazada de ella y empezó a ganarse todas las rifas en las que participaba. Al darse cuenta de eso, el papá de Adriana decidió comprar un boleto de la lotería ¡y se la ganaron! “Siempre traía mucha bendición”, agregó la mamá de Adriana. Y le siguen llegando bendiciones de todo tipo.

Desde chiquita tenia una visión financiera y era la cabecilla de su familia, donde ella es la segunda hija de cuatro hermanos. Siempre anduvo a un ritmo distinto y eso la diferencio tanto en el pasado como ahorita.

 

IMG_000 (34)

IMG_000 (140)

Adriana sigue cumpliendo su sueño de ser una gran empresaria y por el momento está buscando su próximo proyecto donde pueda hacer la diferencia. Para ella sus dos grandes admiraciones y ejemplos a seguir son Margaret Thatcher y a Angela Merkel porque ambas son mujeres fuertes y han mostrado hasta dónde pueden llegar el género femenino. Ya veremos que gran noticia nos trae pronto esta exitosa mexicana que es muy querida en nuestra ciudad.

 

#reginatelocuentamejor