prin copy copy

Por María del Mar Barrientos.

“Soy atea”, me dijo Elena Poniatowska cuando visité su casa en la colonia Chimalistac. Eso contestó cuando le dije que qué bonito vivir cerca de una iglesia. La Parroquia de San Sebastián Partir, para ser exactos. Sin embargo, cuando la escritora me dio un recorrido por su hogar me enseñó el lugar donde pintaba. No pude evitar voltear la mirada hacia varias imágenes de la Virgen de Guadalupe que había en el cuarto aquel. “¿Dónde compró esta imagen, señora?” Le pregunté. “En la Lagunilla”, me contestó. Era una imagen de la morenita del Tepeyac con lentejuelas, y mucho color. Estaba preciosa.  ¿Cómo puede ser que alguien que sea agnóstica tenga varias vírgenes de Guadalupe en su casa?, me pregunté.

a9bd5bed-6296-4e2c-b5a0-4512c29f2b6c

Meses después conocí a Eva Vale, una artista mexicana increíble,  que creó la imagen de la Virgen de los migrantes. Ella también es atea. No sabe ni persignarse, mucho menos rezar un Padre Nuestro. Apenas y está bautizada. ¿De primera comunión y confirmación?, ni hablamos. ¿Y entonces, por qué hace vírgenes? Después de mucho analizar, llegué a una conclusión: la Virgen no es una imagen religiosa únicamente. La Virgen tiene un simbolismo cultural muy fuerte en nuestro país. La Virgen significa México, en cualquiera de las religiones, las creencias y  las orientaciones, porque más que un símbolo religioso, es un emblema nacional.

59820a35-746a-4914-a08d-3435117ba8a2

Eva me contó que una de las primeras veces que se dió cuenta de la importancia de la Virgen, fue cuando en el temblor de 2017 en la Ciudad de México, su departamento quedó afectado y había varios trabajadores arreglándolo. Cuando ella puso “lo que para ella era un dibujo de la Virgen” y vió a uno de los trabajadores arrodillarse ante el dibujo y persignarse, fue cuando se dió cuenta de la importancia que representaba. Lo que para ella era un simple dibujo, para otra persona era una imagen de veneración. Ahí entendió lo que realmente significaba esto. Tiempo después, creó la famosa Virgen de los Migrantes, que viajó a Estados Unidos y que fue bendecida por el papa. 

Los toreros por ejemplo, también sienten este fervor. Existe en la Plaza de Toros México una corrida guadalupana, y varios diestros, aunque no sean de México, la veneran.

 

Y aunque hoy no es 12 de diciembre, decidí escribir sobre esto, por las experiencias que he tenido recientemente con respecto a este símbolo nacional. Porque si bien es cierto que no todos somos creyentes, religiosos o practicantes, la mayoría si somos guadalupanos.

6253c2ae-d2df-44e7-8d64-1dc6e9f94323

-R,

#reginatelocuentamejor