Mis Queridos hay cierta magia en la ciudad de Los Angeles, buena energía, clima perfecto, gente sonriente y mucho que ver y hacer. ¡Ah y comprar!
Nuestra experta en belleza, Ana Gloria Valenzuela manejó desde Tijuana, donde vive, para pasar un día en esta ciudad conmigo y recorrer lugares favoritos.
Qué tranquilidad manejar en una carretera segura, como mujer,  primero que nada.
La primera parada fue para comer en Sugar Fish, famoso por su calidad y por lo tradicional de su comida.
Gloria trae últimamente gran antojo de atún así que una vez dicho esto, el mesero le hizo un menú delicioso con atún en todas sus variaciones.

Después de comer, rumbo a Melrose Place, que padre lugar para caminar y pasar el rato: ¡gente amable en todos lados y que tiendas!
El señor del valet parking, súper amable, al reconocernos mexicanas ni boleto nos dio.
Después de entrar a Zimmerman y ver los vestidos divinos, qué mejor que ir a Alfred’s Tea por un refrescante té.

alfred-tea-at-barneys-new-york-4.jpg
¿El elegido?  Un Rose Milk Tea con Boba. Iced, claro y sin popote. Delicioso.
Mucha gente conocida y obvio turistas comprando e instagrameando todo.
¿Un must visit en Melrose Place? Glossier.
¡Qué sensación!
Cola para entrar y todo mundo tomando videos e interactuando con las señoritas que muy amables, contestan toooodas las preguntas.
Gloria hará una reseña de su experiencia más adelante obvio😉

 

inside of glossier store with millennial pink everything and desert plants

Saliendo de ahí, nos topamos con Moon Juice, la tienda de suplementos y ni modo de no entrar: colágeno, aceite de cbd, pills para el buen humor… Todo tipo de menjurjes para sentirte y verte bien.
Resultado de imagen para moon juice los angeles
Y para terminar, Violette Grey.
¡Qué lugar! Una beauty Boutique perfectamente curada con todo lo de belleza que te puedes imaginar. Perfumes qué solo encuentras ahí, marcas exclusivas como Charlotte Tilburry, Jillian Dempsey, Byredo…
¡Paraíso!

c2859cae-f28e-4fc8-bf05-5c2c63dc3759
El señor que nos atendió al ver que éramos mexicanas, nos contó que trabajó con Paulina Rubio en los 90s y que nadie tenia más productos de belleza que ella. Que había sido muy feliz maquillando la y también intercambiando beauty tips con ella.
Obvio de este lugar también habrá reseña.
Después de comprar unas costas en Verónica Beard enfrente y comprar unos munchies en La Duree, hora de regresar, ahora a San Diego no sin antes darme ride a Brentwood.

Living Cali Life.

-R.
#reginatelocuentamejor