La semana pasada falleció en Madrid a los 88 años Don Plácido Arango Arias. Nacido en Tampico en 1931, era hijo de un emigrante asturiano. Fue cofundador de la cadena de supermercados Aurrerá, junto con sus dos hermanos Manuel y Jerónimo. Estuvo casado con Teresa García-Urtiaga y tuvo tres hijos: Plácido, Francisco y Maite Arango García-Urtiaga.

En 1965  se instaló en España, donde fundó los primeros supermercados del país, marca Aurrerá. Después de venderlos en 1975 a Galerías Preciados fundó la cadena de restaurantes-tienda Vips que hoy tienen amplia presencia en Madrid. Ambas marcas provienen de las que había fundado en México junto a sus hermanos.

Con más de doscientos establecimientos, a principios de la década de 2000 vendió parte de su negocio a Goldman Sachs, que adquirió un 30% de Sigla.

Fue nombrado vocal del Patronato del Museo del Prado en 1986, y presidente del mismo durante el período 2007-2012. Mantuvo una prolongada y fructífera colaboración con este museo. Ya en 1984 medió para que el experto John Brealey dirigiese la restauración del famoso cuadro de “Las meninas” de Diego Velázquez. Esta mediación fue posible porque Arango era patrono del Metropolitan Museum de Nueva York, donde Brealey trabajaba.

Asimismo, Don Plácido efectuó importantes donaciones al Museo del Prado: en 1991 entregó una cotizada primera edición de las ochenta estampas que integran Los Caprichos de Goya (Madrid, 1799) y en 2015 acordó con el museo la entrega de veinticinco obras de su colección.

Tuvo además de sus tres primeros hijos, otros cuatro con Cristina Macaya, una socialité catalana.

Pasó sus últimos años retirado en Valdemorillo, dedicando su vida al arte y a la cultura. Prestó para múltiples exposiciones varias obras de su colección de cuadros y esculturas al Museo de Bellas Artes de Asturias y al Museo del Prado.3​ Su colección cuenta con más de trescientas creaciones, incluyendo obras de Goya, Ribera, Murillo y Zurbarán.

Presidió la Fundación Príncipe de Asturias entre 1987 y 1996, etapa en la que fueron premiados Yasir Arafat junto a Isaac Rabin, Nelson Mandela, Liz Taylor, el atleta Serguéi Bubka y el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, entre otras personalidades.

También fue miembro del patronato de la Biblioteca Nacional de España, de la Tufts University de Estados Unidos y colaborador de Factoría Cultural en Matadero Madrid.

A pesar de poseer una de las más grandes fortunas tanto mexicana como española, prefirió ser un mecenas en la sombra. Su generosidad traspasó fronteras y la heredó a sus hijos, Maite Arango dirige la ONG Hacesfalta.org y Paco es cineasta, produciendo siempre películas a favor de los valores y la familia y es presidente de la Fundación Aladina.

Fue galardonado con las grandes cruces de Isabel la Católica y del Mérito Civil, así como con la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes. En 2017 recibió la Medalla de Oro de Asturias.

Descanse en paz.