Indudablemente, la ceremonia que se llevo a cabo el domingo pasado (domingo 9 de febrero, 2020) estará sobresaliendo por varias generaciones por distintos aspectos. El mas significativo es que estamos en cuenta regresiva al centenario de celebración de la Academia de las Artes y Ciencias de los EUA. Un siglo. Las fiestas, los vestidos y trajes, las novedades de joyería. Es una magna celebración de la opulencia de los participes de la industria y de medir el legado que dejan a una tradición cinematográfica los sobrevivientes del pasado y de una época quizá un poco más dorada.

Sin embargo, este año tomó, a raíz de la polarización cultural y política que vive Estados Unidos aunado a la crisis global que el mismo Banco Mundial aborda como algo aún muy peligroso. Se puede palpar el sentimiento de premura ante una situación que la película ganadora del Oscar denuncia de manera muy descarnada: la disparidad social y económica. La creciente disparidad global puede ser un factor no solo de polarización política sino de una grave crisis social a nivel global, a pesar de que el indicador GINI haya bajado 5 puntos, la ceremonia tomo un color un tanto atrevido y quizá, para algunos, valiente: la Diversidad de todo tipo fue el tono de la orgia mediática de este año.

Por otra parte, la presencia de Sir Elton John y los dos hombres mas significativos de su carrera y vida son palpablemente presentes: Bernie Taupin y David Furnish, señalan un cambio socio cultural importantísimo en el mainstream. Bernie es su socio y amigo de toda una vida de lucha, conflicto y demonios personales a lo largo de su carrera. David es el marido de Sir Elton. En lo personal nunca ha dejado de maravillarme la importancia de los cónyuges en tiempos de crisis y desarrollo profesional. En muchas ocasiones son ……” the wind beneath my wings” … en otras son el plomo atado a tus tobillos. Con Tantrums and Tiaras (1997), David Furnish demostró gusto y talento propio que le hacen una pareja inteligente al lado de Sir Elton. El mero hecho de que Sir Elton este con su piano rojo frente a un escenario y con Rocketman bajo el hombro, frente a un escenario tradicionalmente muy …. conservador….. en cuanto al mainstream cultural…. me hace pensar que el paradigma cultural está tomando un giro descomunal …. los retrocesos políticos y sociales que involucran racismo, clasismo y misoginia y homofobia, paulatinamente retrocederán y serán equiparados a lo prehistórico.

Estos premios de la Academia de los EUA son un rayo de luz amarilla y brillante…. Un bello color de esperanza que nos recuerdan a los girasoles de Van Gogh, en un escenario negro y quizá, obscuro, del pasado. ¿El rigor se ablanda por una humanidad quizá más …… soñadora?

Por:Savonarola 2.0