Dick Pound, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) aceptó este pasado martes 25 de febrero que, si resulta peligroso celebrar los Juegos Olímpicos de Tokio este verano por el coronavirus, éstos serán cancelados. A pesar de que mediados de febrero el COI confirmó que no se había planteado mover la sede o cancelar el evento deportivo más esperado del año remitiéndose a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ahora han querido hacer declaraciones al respecto después de que en las últimas horas hayan surgido brotes inesperados en países como Italia, Irán o España frente a los cuales el organismo sanitario ha elevado el nivel de alerta.

Ha sido Dick Pound, el miembro del COI con más años de antigüedad en el organismo -desde 1978- quien se ha manifestado al respecto. Lo ha hecho en una entrevista exclusiva con Associated Press (AP), donde en líneas generales no sonó alarmista, pero sí habló con claridad acerca de los riesgos que enfrenta el evento que se disputaría entre el 24 de julio y el 9 de agosto.

Sobre de la suspensión del evento ha admitido que, si llegase a convertirse en pandemia, sería muy probable que no se celebre.