Mucho se ha bromeado sobre el hecho de que una de las consecuencias de esta cuarentena será la cantidad enorme de nacimientos o de divorcios que se darán entre fines de 2020 y principios de 2021. Independientemente de si esto pueda convertirse en realidad o no, el hecho es que el sexo durante estos tiempos se ha vuelto un tema relevante para discutir. Hemos llegado a un momento en el que tocarse unos a otros se ha vuelto un privilegio para pocos e incluso una extravagancia para la mayoría. Sin embargo, consideramos que el encierro no significa el fin de nuestra vida sexual -a pesar de que por ahora será distinta a como la conocíamos antes. He aquí algunas opciones para mantenernos sexualmente “en forma” durante el distanciamiento.

Pareja sana, sexo sano

El coronavirus no es una enfermedad de transmisión sexual. Quizá por esto no hay ningún tipo de recomendación sobre si tener o no relaciones sexuales. Desafortunadamente, tratándose de una cuarentena, este tipo de contactos está limitado a las personas que viven bajo el mismo techo y están aislados, dejando a un lado a quienes tienen parejas con las que no conviven día y noche. Para quienes viven juntos, el sexo es una excelente forma de liberar las tensiones; no obstante, se recomienda en todo momento mantener las normas de higiene como lavarse las manos antes y después del contacto y evitar los besos. ¡Qué difícil! Por supuesto, si existe sospecha de contagio por parte de alguno de los dos, el sexo quedará fuera de toda discusión y lo mejor es aislarse y mantenerse en cuartos separados. Es por esto que quizá lo más conveniente por ahora es explorar otras formas de contacto que lleven a la pareja a descubrir nuevos juegos eróticos y formas de comunicar y concretar sus deseos sexuales.  

Se vale el autoerotismo

¿Qué pasa si vivimos solos? Muchas personas padecen, además de la falta de contacto social diario por el encierro, de un aislamiento sexual. Las autoridades de la salud recomiendan no tener contacto sexual con alguien que no viva con nosotros. Sin embargo, esto no es motivo para abstenerse de las prácticas de autoerotismo que nos ayuden tanto a lograr un conocimiento más profundo de lo que nos gusta y nos da placer, como a aliviar la ansiedad que puede provocar el distanciamiento. Es un buen momento para hacer uso de juguetes y aprender otras maneras de tener contacto sexual con nuestra pareja (si es el caso) a distancia a través de videos eróticos o de sexteo.

Sexteo con protección

El sexteo, mejor conocido por su nombre en inglés sexting consiste en chatear, mandar fotos, frases subidas de tono e imágenes que despiertan el deseo sexual en la pareja. Esto se vuelve un reto cuando vivimos con otras personas de nuestra familia pues es una conexión que debe ser muy íntima. Además y debido a que el sexteo puede tener el riesgo de la divulgación y viralización de las imágenes, tenemos que estar seguros de que la persona con la que lo practiquemos sea de absoluta confianza. Si se cumple con estos requisitos, no hay nada más excitante que lo que lo que estos intercambios le provocan a nuestra imaginación.

Adiós a los encuentros casuales

Aquí viene la mala noticia para los solteros: debido a que no podemos estar seguros de que los encuentros sexuales casuales no sean una posible fuente de contagio por no saber si la persona ha estado en contacto con alguien infectado o si se trata de un transmisor asintomático, se recomienda por el momento evitar totalmente este tipo de prácticas. Es mejor limitarnos al autoerotismo que arriesgar nuestra salud. Lo mismo sucede con quienes hacen uso de aplicaciones como Tinder o Bumble para ligar o conocer personas: lo ideal es que limiten sus intercambios a los mensajes escritos o a las llamadas sin plantearse el conocerse en persona a corto plazo. Esto tiene un lado amable: hará que crezca la expectativa para cuando finalmente se dé el encuentro.

En conclusión, este puede ser un momento perfecto para conocernos a nosotros mismos, aprender lo que nos gusta sexualmente, además de autocomplacernos y mantenernos saludables física y mentalmente. Al final, saldremos del encierro para abrazarnos y besarnos y nuestros encuentros serán más disfrutables y mucho más estimulantes.  

Instagram: @thesourcesummit

#ReginaTeLoCuentaMejor