Por: Fernanda Afif

Conocí a Alvaro en el colegio hace 14 años y empezamos a salir cuando teníamos 16 años. Desde entonces hemos estado juntos formando una relación increíble llena de amor, sonrisas, crecimiento y muchas aventuras.

A lo largo del camino, nos hemos convertido en mejores amigos, compartiendo gustos, hobbies, sueños y avanzando hacia un futuro juntos.
El 8 de agosto de 2019, después de 10 años de novios, me dio el anillo  y fue el día más emocionante para los 2, ¡ya que estábamos por dar el siguiente paso en nuestra vida juntos!
Teníamos nuestra boda para Mayo 2020, con toda la emoción que lleva la planeación de este evento y la ilusión de empezar a crear nuestro futuro. Dos meses antes del gran día, México entró en cuarentena y nuestro país, como el resto del mundo, estaba totalmente frenado debido a la Pandemia que provocó el Covid19.
Al principio tuvimos mucha tristeza e incertidumbre ya que nos vimos en la obligación de posponer nuestra boda tan esperada a 5 meses después, esperando que todo estuviera mejor para ese entonces.
Además de el tiempo de espera, hubieron muchos cambios y pérdidas como festejos, viajes de despedida con amigos y principalmente la Luna de Miel que con mucha emoción habíamos planeado y reservado.
Con el paso de los días y semanas en los que fuimos digiriendo la idea de todo lo que estaba sucediendo a nuestro alrededor y afectando nuestros planes, aprendimos juntos a acoplarnos a esta realidad y sacarle el mejor provecho.
Después de varios meses viviendo en cuarentena y haciendo todos los ajustes necesarios a la nueva situación, hemos aprendido y crecido mucho como pareja. Nos valoramos más el uno al otro, esperando con más emoción el día de nuestra boda. Valoramos muchísimo la salud, la familia y la importancia del bienestar individual y como pareja. Aprendimos a aceptar los retos que la vida nos pone en el camino, sabiendo que este es el primero de muchos que tendremos a lo largo de nuestra vida y hoy sabemos que esto nos ha hecho una pareja más unida y más fuerte.
También a valorar lo que realmente es importante y la esencia de la boda, y eso es el hecho de estar juntos él y yo y empezar nuestra vida juntos. La celebración es increíble y parte muy importante de este día, pero hoy sabemos que  si es con 300 ó 10 personas, o solo él y yo, estaremos felices este día festejando y brindando por empezar esta aventura juntos.
Hoy estamos a 1 mes de nuestra boda, mucho más emocionados que nunca y con toda la ilusión de que llegue este momento de poder dar el gran paso. Entendemos que son momentos muy difíciles y complicados, pero nada nos quita la enorme felicidad de lo que es realmente importante y eso es estar bien y estar juntos.
#ReginaTeLoCuentaMejor