“No hay amor más sincero que el que sentimos hacia la comida” 

George Bernard

Como todos los años, este 14 de Febrero se celebra el día del amor y de la amistad, el cual para muchos es un día que se espera con gran anticipación y emoción, pero para otros más es un día que mejor no hay que salir ni a la esquina de tu casa, ya que todo está saturado, hay un tráfico de locos y se derrama miel en cada esquina.

El Origen del 14 de febrero

Fue en 1840 cuando Esther A. Howland comenzó a vender las primeras tarjetas masivas de enamorados, las cuales eran conocidas como “Valentines”. Sin embargo el origen de esta emotiva fecha se remonta a la época romana y es básicamente una fiesta cristianizada del paganismo. En la antigua Roma se adoraba al dios del amor cuyo nombre griego era “Eros” y a quien los romanos llamaban “Cupido”. A él se le pedían favores relacionados con temas del corazón y a cambio se les brindaban regalos u ofrendas.

Otra historia cuenta que el origen del día de San Valentín se origina en la Roma del siglo III.  En aquella época existía una prohibición para el matrimonio de los soldados ya que se pensaba que estos rendirían mejor en batalla si no estaban casados, a lo que un sacerdote decreto esto como una gran injusticia. Este sacerdote se llamaba Valentín y desafío al emperador Claudio cuando comenzó a celebrar matrimonios para jóvenes enamorados en secreto. 

Tras enterarse de esto hechos, el emperador mandó encarcelarlo. El oficial Asterius, encargado de su custodia, trató de ponerlo a prueba y lo retó a devolverle la vista a su hija Julia, quien había nacido ciega. El sacerdote aceptó el reto y en nombre del Señor le devolvió la vista a su hija. Tras estos eventos el emperador Claudio ordenó q lo martirizaran y fue ejecutado el 14 de febrero de 270. La joven Julia plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba y de ahí que las rosas sean un símbolo de amor y amistad eterna. El cuerpo de San Valentín se encuentra al día de hoy en la Basílica con su nombre situada en la ciudad italiana de Terni. 

Después de tantos datos históricos y ya con algo de hambre, la pregunta es a donde podemos ir a cenar en este día de febrero donde se derrocha hormona a discreción y todos queremos tener la mejor mesa de la ciudad, para así poder impresionar a nuestra pareja. Así que mis recomendaciones para este día son las siguientes:

Meroma

Refugio gastronómico que destaca con su diseño interior y acogedor ambiente. Es un sitio pequeño y romántico donde los amplios ventanales hacen que se pueda tener una maravillosa velada. En este lugar los chefs Mercedes Bernal y Rodney Cusic se enfocan en crear platos espectaculares con producto local. La belleza arquitectónica de la colonia Roma, junto con la cocina con aire mediterráneo y la atmósfera minimalista y elegante, hacen que este lugar sea perfecto para una cena romántica. La coctelería es muy buena y siempre tienen una bebida especial para la ocasión. El crudo, la coliflor y el pollito de leche rostizado son sin duda de mis preferidos.

 

 

Dirección: Colima 150-1, Roma Norte

Teléfono: 55 5920 2654

Sitio Web: meroma.mx 

 

Sartoria

El ambiente cálido de una trattoria italiana tradicional es siempre una gran opción romántica donde pasar una cena en pareja y más en febrero. El chef Marco Carboni nos recibe con una propuesta gastronómica de una cocina italiana auténtica. En este lugar la pasta se produce a diario de manera artesanal, respetando las tradiciones italianas y abrazando el producto mexicano. Gran selección de vinos y un diseño cosmopolita y moderno, hacen posible una gran experiencia culinaria para este 14 de febrero. Es tamal o está mal?  es un rico soufflé-tamal imperdible en cualquier visita, al igual que los gnocchi con ragú y el spaghetti “Cacio e Pepe”.

Dirección: Orizaba 42 Roma Norte

Teléfono:  55 7265 3616

Sitio Web: Sartoria.mx   

Azul Histórico

Si queremos explorar un poco más esta gran ciudad, vale la pena adentrarnos a nuestro espectacular Centro Histórico y aventurarse en la gran cocina mexicana. Con un gran profundo respeto a las tradiciones de la cocina auténtica mexicana y con un ambiente romántico inigualable especialmente durante las noches, el Azul histórico es sin lugar a duda una gran opción. Con unos árboles iluminados y una decoración refinada, el chef Ricardo Muñoz Zurita nos deleita con especialidades como el mole negro, el pipián blanco, el salpicón de venado y cada mes tiene platillos diferentes acorde a la temporada.

Dirección: Isabela Católica 30 Centro

Teléfono: 55 5510 1316

Sitio Web: azul.rest

Bellini

Sin embargo la opción romántica por excelencia y favorito de mi buena amiga Regina siempre será el Bellini. Este famoso lugar es un restaurante giratorio con una vista de 360 grados de la Ciudad de México, ubicado en el piso 45 del WTC. La comida es cara y no es tan buena, sin embargo la vista es espectacular sobre todo en los atardeceres. ¡No te la puedes perder en febrero!

 

Dirección: Montecillo 38, Piso 45 Nápoles

Teléfono: 55 9000 8305

Sitio Web: bellini.com.mx