Sabemos que el diagnóstico para el tratamiento de la gran mayoría de las enfermedades emocionales, como la depresión, se realiza a través de la explicación de las circunstancias el paciente le da al especialista de la salud, por lo que no hay de por medio una prueba de sangre o una plataforma que permita al médico brindar un análisis certero y personalizado. 

Es por eso que invitamos a entrevista al Doctor José Humberto Nicolini Sánchez, quien es Subdirector de Investigación Básica, Instituto Nacional de Medicina Genómica y condecorado por la Fundación Manuel Camelo por su admirable trabajo en el área genética relacionada a la salud mental. 

Así, en entrevista con la Doctora Maria Luisa Barrera de Serna, el Dr. Nicolini nos explicó que, con el avance de la neurociencia y la genética en los últimos años, se ha podido encontrar que las enfermedades mentales sí tienen una carga en el genoma humano que pueden hacer a una persona más vulnerable a padecerlas. 

Por ejemplo, debido a que un gen APOE se hereda de la madre y otro del padre, las personas tienen dos copias del gen APOE. Tener al menos un gen APOE e4 aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Si tienes dos genes APOE e4, el riesgo es aún mayor.

Cabe aclarar que el diagnóstico genético de las enfermedades de la conducta tiene grandes variaciones porque hay muchos genes que contribuyen a que haya distintos resultados, pero cada vez se están afinando más las pruebas. 

Lee también: 7 RECURSOS DIGITALES PARA CUIDAR TU SALUD MENTAL EN ESTE MOMENTO

Los genes de depresión 

Por ejemplo, en 2015 un grupo de investigación del Inmegen detectó varios genes que pudieran estar asociados con la depresión y el riesgo de suicidio. Entre ellos, se encuentran genes del sistema serotoninérgico, por ejemplo los receptores 5HT1a y 5HT2a, así como la enzima limitante de la síntesis de la catecolaminas, la COMT.

En el desarrollo de dicho proyecto con los investigadores liderados por el doctor Nicolini Sánchez, se utilizó información genética de una muestra de pacientes de la Ciudad de México y el estado de Tabasco, el cual presenta una tasa alta de suicidios a nivel nacional, informó el especialista.

“Una de las complicaciones importantes de la depresión es la conducta suicida, es un rasgo particular de la población que nosotros hemos buscado. Hicimos la colecta con un grupo de pacientes que tienen depresión, pero que aparte los ha llevado a tener conductas suicidas ya sea en intento o suicidio consumado. Con ellos hicimos tamizaje de varios genes pero seguimos trabajando en rutas nuevas, y los genes que nos han dado señal significativa han sido la serotonina –un gen asociado en México con características de la personalidad–, que al parecer están involucrados en riesgos de vulnerabilidad”, explicó para la revista cienciamx.com. 

Si quieres escuchar a profundidad la interesante entrevista en The Source Summit, aquí te la dejamos:

por Danniela Bosch

#ReginaTeLoCuentaMejor