Los eclipses lunares siempre ocurren en lunas llenas y abren un vórtice energético, lo cual significa que este acontecimiento emite una frecuencia que todos podemos sentir, no importa si en tu región el eclipse es visible o no. 

Desde el domingo 23 de noviembre entramos a la temporada Sagitario y estaremos en esta temporada hasta que el sol salga de este signo el 20 de diciembre. Por su lado, la luna se encuentra en Géminis de donde se irá moviendo lentamente hasta estar en el mismo signo que el sol en la Luna Nueva. 

De este modo, la alineación de sol y luna gira en torno al crecimiento y la evolución. En esta ocasión la energía nos invita a eliminar esas narrativas y creencias que nos están impidiendo liberar nuestro más grande potencial. 

Encontrar este verdadero crecimiento y cambio es lograr ver las cosas desde otra perspectiva. Siempre pensamos y actuamos igual,¿Qué pasaría si por un momento pudiera ver la vida desde la mente de otro? ¿Y qué pasaría si te dijera que esto es posible al ejercitar tu empatía y conversar con los demás? De eso va esta temporada.

Tips para esta temporada:

Aléjate del juicio. Cuando te encuentres enjuiciando a otros o a ti misma cambia tu pensamiento y en su lugar di algo positivo.

Escucha a los demás. Es una época de aprendizaje, escucha abiertamente lo que otros tienen para aportar y trata de comprender cómo su mensaje puede servirte.

Sigue tu curiosidad. Es una forma que tiene tu intuición de decirte que necesitas algo. Prueba esa receta que llamó tu atención, inscríbete a ese curso que te ha estado echando el ojo, hábable a ese desconocido… Lo peor que puede pasar es que lo que encuentres simplemente no sea lo que estás buscando. 

Ritual para agradecer y reprogramar

Dicen que nos convertimos en una mezcla de las personas con las que más pasamos tiempo, con este ritual podrás ver qué tan cierto es esto. En esta ocasión vamos a ver qué energía me enseñan los demás sobre la cual he aprendido (o puedo hacerlo) y qué creencias limitantes puede que he heredado de estas personas.

Haz este ritual entre el 27 de noviembre y el 3 de diciembre. Como herramientas de sanación te recomiendo un sahumerio de salvia, un cuarzo rosa y un cuarzo ahumado (todo disponible en nuestro kit Raise My Vibe).

  1. Haz una lista de las personas más importantes en tu vida. Tu madre, tu padre, tus abuelos, tus amigos cercanos, tu pareja: ese top de personas esenciales. También puedes agregar personas con las que pasas mucho tiempo junto, no importa si no consideras tener un vínculo afectivo con ellos, tampoco importa si crees que incluso llevas una relación negativa. 
  2. Escribe el nombre de una persona y debajo escribe Creencias limitantes. Aquí vas a escribir algo que esa persona te enseñó, directa o indirectamente, y que es un pensamiento que te impide liberar tu potencial. Quizá esa enseñanza te sirvió en el pasado pero ya no aplica en este punto de tu vida, o quizá fue una herencia intelectual que nunca aportó luz a tu vida. Al terminar escribe “Lo reconozco y así le quito cualquier poder sobre mí”.
  3. En un nuevo renglón escribe Enseñanzas de vida. Ahora escribe 5 cosas que esa persona te ha enseñado y que te ayudan a guiar tu camino con mayor luz. También puedes escribir características que admires de esa persona y que consideres que te gustaría absorber. 

  4. Después pon el nombre de la siguiente persona y repite la lista de las creencias limitantes y las enseñanzas. Repite esto con todas las personas.
  5. Observa cómo es mucho más largo todo lo positivo que las personas en tu vida te han dejado. Observa cómo eres capaz de reconocer esos pensamientos limitantes que has ido aprehendiendo en el camino, y cómo una vez que los reconoces tienes la capacidad de irlos superando y dejando ir.
  6. Enciende un sahumerio e infunde el humo con la siguiente intención

“Agradezco a todas mis guías de vida, encuentro una lección en cada uno de sus mensajes. Tomo sólo lo que me ayuda a vibrar alto y me acerca a mis intenciones y dejo ir todo lo que no. Que este humo transforme cualquier pensamiento limitante dentro de mí y lo lleve lejos. Gracias”

7. En una posición cómoda, haz una respiración a 4 tiempos, inflando tu estómago al inhalar. (Inhala contando 4, retén el aire contando 4, exhala contando 4 y retén la exhalación contando 4). Puedes contar hasta 4, 5 o 6, lo que sea que resulte más cómodo para ti. Mantén esta respiración por al menos 5 minutos. Al terminar agradécete por tomar estos minutos para ir a tu interior.

Por Lucy Gabriela

#ReginaTeLoCuentaMejor