Oficialmente empecé a trabajar en El Mundo De Regina el 16 de marzo, mi primer día de cuarentena, un trabajo que me llegó en el mejor momento y por lo cual estoy muy agradecida con Luisa y Fer, por su gran apoyo y por lo que me han enseñado a lo largo de estos meses.

Tengo que confesar que los primeros 40 días de cuarentena los viví con mucha ansiedad y estrés; me costaba demasiado procesar lo que estaba pasando y pensar que todo el mundo estaba viviendo una cuarentena al mismo tiempo y que de alguna forma estábamos todos poniendo nuestras vidas en “pausa”. Me daba mucho miedo pensar que la vida nunca iba a volver a ser como la conocíamos. Ver a todo el mundo con tapabocas para mi es como estar en una película de miedo…

Pero cómo fueron pasando los días me di cuenta que de todo lo malo que estábamos viviendo también existía el lado bueno en cierto aspecto. Aunque muy probablemente nunca vayamos a saber la verdadera razón de la causa del coronavirus, si creo que el mundo nos pidió a gritos que hiciéramos una pausa y nos tomáramos el tiempo para abrir los ojos y reflexionar sobre lo que le estamos causando al planeta, que es la casa de todos, ser consientes sobre todas nuestras acciones, pensar en como ayudar a limpiar el mundo y a la vez es un tiempo de reflexion para limpiar nuestras mentes. Nosotros somos los causantes de todas las afectaciones que esta teniendo la naturaleza, los mares, los animales y de los problemas humanitarios.

Es un gran momento para darnos cuenta como podemos cambiar y ayudar al mundo

Siento que siempre nos dicen “ustedes son la generación del futuro y son los que pueden hacer un cambio” y lo que realmente pienso es que mientras todos los que formamos parte del planeta hoy día podemos hacer grandes cambios sin esperar a que futuras generaciones los hagan. Todos podemos empezar por pequeños cambios, desde crear mejores hábitos en nuestras rutinas, en cambiar hábitos en nuestras casas como lo es por ejemplo reciclar, que me parece algo muy importante y siento que es algo que en nuestro país tiene muy poca importancia. Pequeños cambios hacen una gran diferencia.

 Lee también: ¡ADIÓS AL AUTOSABOTAJE! 6 COSAS A TRABAJAR INTERNAMENTE

Hoy en mí día 102 de cuarentena,

llegue a un punto en donde ya no me molesta y no lo veo en el sentido de que ya me acostumbre sino que le agarre el gusto y me libere de esa ansiedad porque cambie, retome y aprendi nuevas cosas de mi, que había dejado hace mucho tiempo sin haberme dado cuenta.

Confieso que soy una compradora compulsiva y que llevo tiempo intentando cambiar ese aspecto pero nunca me comprometía de verdad, y ahorita en la cuarentena me di cuenta de ese problema tan grande que tengo, y de la importancia que es ahorrar, y aunque no voy a negar que he pedido algunas cosas online ya soy mucho más consiente de lo que necesito, de comprar por necesidad y no solo por gusto, y mi propósito es seguir trabajando en ello cuando la cuarentena termine.

Para mí, mi familia siempre ha sido lo más importante en mi vida, pero hoy los valoro más que nunca, extraño mucho a mi abuela, a mis tíos, a mis primos y no puedo esperar a regresar a las comidas familiares de los fines de semana.

Extraño mucho a mis amigas, y más porque durante la cuarentena no he estado muy presente en comunicación con ellas, ni he podido participar en los zooms por cuestiones de horarios pero ya no puedo esperar más a verlas y se que a partir de esto, las comidas y reuniones que tengamos serán algo mucho más intimo y más valorado.

Cosas que saque de esta cuarentena:

  • Aprendí a escucharme más.
  • A saber que es lo que quiero.
  • Aprendi a escuchar mi cuerpo.
  • Retome mis rutinas de skincare al cien y las disfruto al mil.
  • Retome mis clases de Aleman.
  • A conectarme más con mi familia.
  • Retomar más la lectura.
  • Salir a caminar en mi fraccionamiento como nunca lo había hecho.
  • La salud mental va primero

Creo que a partir de hoy lo más importante es valorar cada momento, valorar a nuestras familias y a no dar nada por hecho.

Hoy puedo decir que estoy agradecida con la vida por lo que no deja de traer y enseñarme, por mi familia y mis amigas que siempre están ahí para mí, por mis papás que gracias a ellos hoy soy quien soy, con Rey mi novio que es mi apoyo incondicional y me ha ayudado mucho con mis días de crisis,  por mi hermana que aunque nos peleamos hemos aprendido lo diferentes que somos y a valorarnos la una a la otra, con mis mascotas por su amor infinito.

Espero que esta cuarenta ayude a más personas a valorar lo que la vida tiene para darnos y que aprendamos de verdad a cuidar del planeta y de las personas que nos rodean.

Y sobre todo que no nos olvidemos de ayudar a las personas que más lo necesitan en estos tiempos dificiles.

Recuerdos de lo que ha sido mí cuarentena:

sol
Aprovechando los días de sol

Hicimos un rompecabezas

 

Sol y libros

 

Más consentidas que nunca
Mucha más convivencia con mi papá

 

Movie nights

 

Ale hizo paella de la lala

 

Cumpleaños 52 de mami

 

Boda espiritual Steph y Mau

 

Amemos y Respetemos 

 

@fertrueba__

#ReginaTeLoCuentaMejor