Mis Queridas, todo lo que decimos lo escucha el Universo; ese maravilloso Universo que trabaja para nosotros y nos concede lo que pedimos.

¿Sabemos pedirle lo que realmente queremos o estamos tan acostumbradas a repetir lo que escuchamos, a los modismos, que ni cuenta nos damos de lo que repetimos y por lo tanto, pedimos?

Una amiga muy querida y a quien considero una Maestra, además de gran inspiración, la diseñadora Daniela Villegas, me compartió hoy esto y me puso a reflexionar.

Que importante es estar consientes de lo que decimos y de lo que nos repetimos a nosotras mismas todos los días.

Gracias Querida Dani.

Lee también: MANIFIESTA TU PROPÓSITO

Dejemos de decretar que somos mujeres guerreras:

Aprendamos a vivir en la energía de la mujer amante, la mujer que ama y va con fuerza y empedrada por lo que desea.

El Universo es muy sabio, si decretamos ser GUERRERAS entonces más y más luchas, más y más guerras llegarán.

Luchar por tener una pareja, luchar con conseguir un mejor empleo, luchar por mantener en equilibrio con una misma, luchar por salir de una enfermedad, sigamos decretando más y más luchas, y tendremos más y más experiencias que nos dejarán con las alas, con el alma y el corazón herido. Seamos mujeres de luz que vibran en AMOR.

“El Amor todo lo logra en paz, en armonía, en alegría, en la bella danza de la vida.

La mujer Guerrera carga con una pesada armadura en su cuerpo toda su vida, ¿cómo está tu espalda? ¿hay dolor?. Dolor en la espalda, dolor en la cabeza, dolor y más dolor. La mujer amante, la mujer de luz, recorre y vida con los brazos abiertos dispuesta a vivir experiencias de aprendizaje por medio del amor y la melena danzando con el viento porque se sabe viviendo en la frecuencia del amor.

Seamos mujeres FUERTES, mujeres empedradas, mujeres de luz, mujeres de amor, pero NO más mujeres guerreras.

Por tí, por todas las mujeres por el planeta escuela que necesita transmutar de la guerra a La Paz”.

por Luz Elena Asúnsolo Vázquez

#ReginaTeLoCuentaMejor