Cuando encuentras tu propósito de vida, esta se vuelve plena y feliz, porque como haces lo que amas y para lo que en verdad viniste a esta tierra, ya no hay dudas, solo certezas.

La pregunta de los 64 mil millones es: ¿Y yo cómo encuentro mi propósito de vida? ¿Cómo se hace eso? ¡Calma, apenas voy empezando este texto! Sigue leyendo…

Si ya te has cuestionado acerca de tu misión de vida, bien por ti, quiere decir que vas avanzando por el camino espiritual, y, si no, no pasa nada, no ha llegado tu momento, pero seguramente no tardará.

Cuando realmente descubres tu propósito, te alineas con la consciencia universal, que es la fuente de toda manifestación. La plenitud que eso te trae, no tiene nada que ver con el éxito; más bien es una felicidad interna que te hace vibrar.

El propósito de vida se siente, lo sabes cuando lo estás viviendo, es como si al alinearte con el universo todo te saliera bien.

Para acercarte a tu propósito necesitas acercarte a tu ser espiritual, dejar el ego de lado y vibrar desde el amor, llegando hasta el centro de tu alma y conectar con ella, ya que te dará información valiosa acerca de tu misión.

Para ello, puedes hacer introspección, a través de la meditación, principalmente. El estar en silencio y vaciar tu mente te llevan a tu mundo interior. También podría funcionarte el mindfulness.

Atender a tu intuición es otro factor importante, ya que muchas veces tiendes a racionalizar todo y esto bloquea tus sentidos intuitivos. El alma te comunica tu propósito por medio de señales que únicamente se captan cuando fluyes y dejas de controlar y hacer preguntas. 

Para saber si tu propósito es auténtico o es un invento de tu imaginación, revisa si es algo que te apasiona, que no lo haces solo por dinero, que te ves practicándolo el resto de tu vida y que no te cuesta esfuerzo.

Lee también: 5 COSAS QUE DEBES DE HACER POR LA MAÑANA Y EN LA NOCHE

Ahora sí, ya que sabes esto, vamos con unos tips para manifestarlo a plenitud:

  1. ¿Que es eso que tanto amas hacer y que te mueve las fibras más sensibles de tu ser? Por ahí va tu propósito…
  2. Vive en estado de agradecimiento y perdón, que son de los que más elevan tu energía y te hacen sentir muy bien.
  3. Donde pones tu atención colocas tu energía, así que si ya sabes qué quieres, sigue el camino y tenlo muy claro.
  4. Nunca dudes de tu propósito, sin embargo, debes de saber que los propósitos cambian o se modifican a través de los años.
  5. Cree en ti y en tu fuerza interior.
  6. Suelta al Universo la manifestación de tu propósito, déjale el volante de tu auto y vibra en modo copiloto para que este te guíe hacia tu misión. Se vale dejarse llevar.
  7. Enfócate en hacer el bien a los demás a través de tu misión.
  8. Cúmplelo con pasos pequeños, siendo resiliente ante las adversidades.
  9. No te olvides de disfrutar cada momento, si no lo haces no estás en el camino correcto.
  10. Confía en tu poder de manifestación que ya traes de fábrica, eres un creador de milagros.

#ReginaTeLoCuentaMejor