He estado pensando mucho sobre la situación mundial y nacional, y no me refiero solamente al peligro del virus.

Ese tema me parece que está ya muy hablado, sobre hablado y manoseado. Es, sin duda, de suma importancia fortalecer nuestro sistema inmunológico, guardarse en casa y cuidar nuestro cuerpo energético y emocional para no contraer ninguna enfermedad o por lo menos evitarlo al máximo.

Ahora bien, el momento también invita a tomar conciencia de otros aspectos: ¿Quiénes somos y desde dónde estamos tomando las decisiones en este momento de crisis? ¿Cómo podemos apoyar a la gente que nos rodea en los sentidos económico, emocional, energético?

Me parece que son preguntas clave, porque veo a mucha gente perdida en el enojo y el miedo, que no hace más que quejarse del gobierno y de nuestro sistema de salud; pero, ¿no sería mejor meter esa cantidad de energía y horas de vida en apoyar a alguien que nos necesite?

Veo a personas que sólo piensan en términos de dinero y que teniendo la posibilidad de ayudar no lo hace, y ni siquiera se le pasa por la cabeza hacerlo. Siento que estamos justo en el momento en que podemos o no dar el paso a un nuevo orden mundial, a uno en el que seamos una humanidad unida y fraternal. Creo que hoy no cabe el tema de la nacionalidad, el color, la clase social o la religión que cada quien profese.

Personalmente, yo me cuido y cuido a la gente que trabaja conmigo. Sin embargo, veo este momento también como la oportunidad de brindar un servicio comunitario a través de Kaypacha, que como tienda es una fuente de alimentos sanos y nutritivos y una farmacia saludable, indispensables para los que se quieren cuidar o curar,  dando información y asesoramiento para disminuir o eliminar la angustia producida por la tensión que nos rodea.

Por otro lado, me gustaría también hacer una invitación a los abogados laboralistas o especialistas en contratos de arrendamiento para que nos apoyen con sus recomendaciones y conocimientos sobre esta situación nueva que estamos atravesando todos.

Habemos muchos que estamos padeciendo de diversas formas, y que vamos a actuar de manera correcta; pero aún así, necesitamos apoyo para tener argumentos dentro del margen jurídico ya que hemos observado que algunos dueños de propiedades no están siendo coherentes con la situación que vive nuestro país.

Ayudémonos entre todos a cambiar; hagamos acuerdos virtuosos entre ciudadanos; hagamos comunidad e intercambiemos.

Todos tenemos algo que ofrecer y todos tienen algo que podemos aprovechar. Abramos los ojos. Creo que lo que hagamos hoy marcará el resto de nuestras vidas. Será una manera de ofrendar al universo lo que verdaderamente podemos ser.

#ReginaTeLoCuentaMejor