Kobe Bean Bryant fue un baloncestista de Pensilvania

Fue el menor de los 3 hijos, de Joe Bryant, un baloncestista profesional de los 79rs de Filadelfia y Pamela Cox Bryant.
Cuándo Bryant tenía seis años, su padre abandonó la NBA y se mudó con su familia a Italia. El pequeño Bryant se aclimató al estilo de vida y aprendió a hablar con fluidez no solo italiano si, no también español. Aprendió a jugar fútbol e incluso llegó a afirmar que si no hubiera salido de Italia se habría convertido en jugador de este.

En 1991 a sus 13 años Bryant regresó a Estados Unidos, dónde asistió al Instituto Lower Merion de Ardmore Filadelfia y se unió a los Aces, su equipo de baloncesto.
Bryant jugó en todas las posiciones de la cancha.
Se convirtió en el máximo anotador de la historia del instituto con 2.883 puntos, tras superar la marca de 2.359 de Wilt Chamberlain y 2.441 puntos de Carlin Warley.
Al terminar la escuela, decidió no pasar por la universidad y presentarse al draft de la NBA convirtiéndose en el sexto jugador de la liga en hacerlo hasta ese entonces.

En 1996 el draft de la NBA de Charlotte Hornest, lo seleccionó en la decimotercera posición.
Inmediatamente después del draft, Bryant expresó por medio de su agente su deseo de no jugar con los Hornets.

Quince días más tarde, Jerry West, (que había sido testigo del potencial y habilidades baloncestísticas de Kobe en los campus previos al draft y mánager general de los Lakers) traspasó a su pívot titular Vlade Divac a los Hornets por Bryant.

Y lo demás, es historia.

  • Disputó veinte temporadas en la NBA, ellas con Los Angeles Lakers.
  • Se retiró en el 2016.
    Logró más de 60 títulos y reconocimientos.-
  • Entre ellos un Oscar al mejor corto de animación en el 2017.
  • Ayer falleció junto a una de sus hijas y 7 personas más en un accidente de helicóptero.
  • Noticia que entristeció no solo al mundo del deporte.
  • En el mundo empresarial Kobe Bryant deja como legado:
    Un fondo de 100 mdd para invertir en empresas de tecnología, medios y datos.
    A parte de haber invertido en 15 compañías desde 2013, como el sitio The Players Tribune, la compañía Legal Zoom, el diseñador de juegos móviles Scopely y Alibaba.

Pero sin duda, su legado más grande será como se expresan de el las personas que lo conocieron.
Un hombre perseverante y trabajador. Un buen amigo, esposo, padre de familia…

Kobe Bryant marcó muchas vidas. Incluso vidas de quienes no lo conocimos cercanamente.
Fue un ejemplo para las nuevas generaciones.  Amable y preocupado por los demás, tomandose el tiempo de ayudar así fuera en un accidente automovilístico o entrenar al equipo de basketball de su hija.

Kobe Bryant es una leyenda, pero una más allá del deporte. Lo es como ser humano.
Y creo, a título personal que de eso se trata la vida.

Tracender.

Descansa en paz “Black Mamba”.

Por Cris Aubry