Esta pandemia ha hecho que cambiemos nuestros hábitos y uno de ellos y el más visible es el uso de cubre bocas. Recordemos que el uso de la mascarilla va a evitar que otras personas se contagie y también que nosotros nos protejamos.

Lee también: ¿Cuáles son los diferentes tipos de cubre bocas?

Por eso el estar todo el día con la mascarilla hace que haya un roce continuo en la piel a la altura de la barbilla, los pómulos y el tabique nasal.

Así que en el artículo de hoy vamos a hablar sobre los efectos del uso continuado de los cubre bocas sobre nuestra piel.

 

¿Qué provoca el uso continuo de los cubre bocas en nuestra piel?

Bien a aparte de ese roce continuo que comentábamos, la mascarilla además va a generar un clima de humedad y de calor en torno a nuestra boca y nariz, que hará que salgan granitos en la zona. Sí, esos granitos que muchos de nosotros ya estamos notando es debido a eso.

Pero también esto puede tener otras repercusiones en la piel, y podrán a parecer irritación, sequedad, descamación, rozaduras e incluso heridas o patologías como dermatitis y rosácea o potenciara patologías dermatológicas ya existentes.

No nos olvidemos que también detrás de las orejas hay un roce continuo por las gomas y también se puede producir incluso hasta dolor.

¿Qué hay que hacer?

Lo primero antes de ponerte los cubre bocas para evitar las rozaduras y las heridas lo que recomiendo es que antes se aplique un stick antirozaduras, como los que se utilizan para las ampollas de los pies o vaselina pura sin perfumes.

Cuando llegues a casa, debes de limpiar muy bien tu piel para eliminar la suciedad.

La limpieza ayuda a eliminar perfectamente todos esos restos de suciedad y contaminación que se ha ido depositando en tu piel. Siempre debes utilizar productos suaves y no agresivos para tu piel.

Para pieles con granitos:

$566, en Farmacias del Ahorro
$275 en Farmacia San Pablo

¿Ya tienes irritación en la piel? Este limpiador es ideal:

$268 en Farmacias San Pablo
$277 en Amazon

 

¿Nos podemos maquillar?

Una pregunta muy común. Por supuesto. Utiliza mejor maquillajes oil free. Pero no existe ningún problema y podeís  maquillarnos perfectamente, no tengáis miedo. Esa suciedad acumulada así como los restos de maquillaje se van a eliminar con la limpieza que realicemos.

Por último, y algo que no puede faltar después de la limpieza es hidratar la piel. Recuerda que la hidratación sirve para mantener el estrato córneo en buenas condiciones para que la piel tenga un buen aspecto, una buena  elasticidad, una buena flexibilidad y mantenga los niveles de agua transepidérmica correctos (evitando una pérdida excesiva y se deshidrate) y así nos protegerá correctamente de las asgresiones externas. Además el aplicar una crema hidratante va a proporcionar confort, aliviando y calmando nuestra piel tras el uso de la mascarilla.

Procura hidratarte con frecuencia y con generosidad. Si tienes alguna patología, compra una hidratante específica para tu piel y si tienes dudas consulta a tu dermatólogo o al menos al farmacéutico.

Recomiendo cremas hidratantes oil free para las pieles con granitos:

$291 en Sanborns
$147 en Farmacias San Pablo

El uso de los cubrebocas va a obligar a que seamos más constantes que antes en los cuidados de la piel.

En términos generales nuestra piel está mucho más sensible por el uso de la mascarilla, pero es que además le falta la exposición al sol durante estos meses que hemos estado en casa, así que no te olvides tampoco de protegerla del sol. Recuerda que la protección solar es fundamental.

Actualmente la gente está pensando que al usar mascarilla no necesita aplicarse el protector solar y esto es un error. Y te preguntarás por qué.

Bien, la mascarilla ofrece protección física pero no bloquea toda la radiación ultravioleta, así siempre usa protección solar y aplícalo por toda la cara aunque uses mascarilla. Y no te olvides de reaplicar.

Por último recuerda que no se recomienda usar la misma mascarilla más de 4 horas y debe ser sustituida por otras ya que las N95, las mascarillas higiénicas y quirúrgicas  se van deteriorando por la humedad y por el uso. Así que cámbialas también aunque sean de tela porque evitarás que se humedezca y provoque esos granitos y esas irritaciones cutáneas tan molestas.

Recuerda que para mantener una piel sana, se necesitan cuidados específicos.

Si tienes cualquier pregunta no dudes en escribirme a través de mis RRSS.  Y recuerda… ¡Cuida tu piel y mímate!

Por Gabriela del Fueyo, Farmacéutica especializada en dermocosmética. Divulgadora científica.

IG @gabidelfueyo @the2beautypharmacists Web: https://beauty.farmaschool.com