Aunque el rey de España acaba de entrar en aislamiento, en sus actividades públicas llevó a cabo las medidas preventivas que debemos tomar en esta pandemia. Junto a él, los monarcas de Bélgica y Mónaco son también jefes de Estado y ponen el ejemplo: usan cubrebocas y mantienen distancia en sus actos públicos. 

La semana pasada vimos a tres jefes de Estado (y sus familias) que pusieron el ejemplo a sus ciudadanos y al mundo de que hay que usar cubrebocas en público así como mantener distancia.

Felipe VI, y la importancia de cuidarse en todo momento:

El palacio de la Zarzuela acaba de anunciar que aun con las precauciones que tomó, el rey Felipe estará en aislamiento durante 10 días debido a que estuvo en contacto cercano con alguien que dio positivo a covid.

Situaciones así nos deben poner en alerta, pues si algo así pudo sucederle a alguien que se cuida como él, podría pasarle con mayor razón a alguien que no toma medidas preventivas y tan simples como usar cubrebocas y guardar distancia social.

El rey de España y su familia se han distinguido desde hace meses por portar cubrebocas en todas sus apariciones públicas, ya sea en su gira en Mallorca (que ante la pandemia suplió a sus vacaciones de verano) o en el Día Nacional de España en octubre.

La semana anterior no fue la excepción para el rey. Felipe atendió audiencias y entregó premios a periodistas y juristas con el cubrebocas y la distancia adecuada por delante. De igual forma la reina Letizia cuando le tocó acompañarlo.

Todavía no se reporta dónde pudo contagiarse, y aunque quizá deben posponerse cierto tipo de actos (como la entrega de un premio), el caso es que a él le tocó mientras trabajaba y tomando precauciones, no mientras estaba de fiesta o sin cubrebocas. 

El rey puso ejemplo dentro y fuera de su país, pues hace unas semanas viajó a América a la toma de protesta del nuevo presidente de Bolivia practicando las mismas medidas de prevención contra el covid.

¿Tuvo contacto con alguien enfermo ahí o la semana pasada durante sus eventos en España? Eso solo lo determinarán sus médicos, el punto es que su caso nos sirve para redoblar acciones de prevención para nosotros mismos y los demás.

Los reyes de Bélgica y su gira por hospitales:

Matilde y Felipe realizaron una gira por varios hospitales a fin de reunirse con personal de salud y militar que trabaja para apoyar a pacientes con covid.

El martes, aparte del cubrebocas, usaron equipos de protección para convivir con pacientes que no requieren terapia intensiva. 

Además, el gobierno de Bélgica decretó hace semanas toque de queda nocturno y restringió las actividades ante el fuerte aumento de casos que tuvieron apenas en octubre y que pudieron llevarlos a colapsar hospitales. 

Medios como Infobae, reportaron que muchos ciudadanos belgas no estuvieron de acuerdo con esas restricciones, sin embargo, en solo un mes disminuyeron contagios y muertes, y terminaron con el estigma de ser uno de los países europeos que manejaron pésimamente la pandemia.

Es obvio que la presencia de los reyes no cura enfermos ni elimina el cansancio del personal, pero sí debe reconfortarlos; este tipo de acciones cuentan.

También queda claro que tomar acciones de gobierno, incluso impopulares, y acompañar a tus ciudadanos en el proceso es clave, tal como hicieron Matilde y Felipe de Bélgica.

Los Grimaldi en el Día Nacional de Mónaco:

El 19 de noviembre, la familia del príncipe Alberto (incluidos Carolina, tres de sus hijos y el hijo mayor de Estefanía), celebraron la fiesta nacional del principado pero se prepararon desde semanas antes.

Alberto, como jefe de Estado, anunció a inicios de mes que se cambiaría la agenda para reducir aforos y por tanto riesgos.

El gran día, asistieron a misa pero antes les tomaron la temperatura; también usaron cubrebocas todo el tiempo salvo para tomar la hostia (tampoco es lo mejor pero bueno, todo lo demás lo hicieron bien).

Después presenciaron la tradicional toma de armas pero sin multitudes, solo con las personas indispensables y aquí es importante destacar que todos los carabineros que estaban presentes tenían puesto el cubrebocas y, como los royals, guardaron distancia entre ellos. 

También hay que resaltar que solo hasta ese momento aparecieron algunos de los Grimaldi más pequeños, como los principitos Gabriella y Jaques, y los hijos de Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo, lo que revela otra medida responsable de la familia en esta pandemia: no llevar a los niños a todos lados.

Tampoco se asomaron al balcón de palacio, toda una tradición, para evitar aglomeraciones con lo que demuestran que se puede prescindir de los rituales más añejos con tal de preservar la salud de la población. Por la misma razón, los premios que el principado otorga cada año en esta fecha fueron entregados a los galardonados en sus respectivas casas.

Y como no podía ser de otra manera, la lección más frívola pero al fin y al cabo lección, fue la que dieron todos con sus outfits, principalmente las mujeres: los colores predominantes fueron el negro y el gris, en modelos sobrios pero maravillosos sin duda. De esta forma, los Grimaldi presentaron respeto a las víctimas, enfermos y familias que han sufrido por la pandemia.

¿Quiénes casi no usan cubrebocas?

En la lista negra ocupan los primeros puestos los royals de Suecia, Noruega, Dinamarca y Reino Unido, a pesar de que Europa lleva semanas con rebrotes muy fuertes y de que el país de la reina Isabel II ha sido severamente afectado y está en confinamiento.

Si echas un vistazo a sus redes sociales, verás que a diferencia de los royals de Bélgica, Mónaco y España, casi todos los demás lo usan poco o de plano no lo hacen a pesar de haber enfermado de covid, como Carlos y William en Reino Unido.

El Holanda lo hacen pero ya te conté la vergüenza que pasaron los reyes Máxima y Guillermo por no acatar las restricciones sanitarias ni poner el ejemplo.

Lee también: EL ESCÁNDALO DE LA FAMILIA REAL PERFECTA

Los royals de Luxemburgo sí usan cubrebocas pero tuvieron un error importante: durante el bautizo del próximo heredero, el principito Carlos en septiembre, se tomaron las fotos oficiales en familia, con sana distancia pero sin cubrebocas y ahí estaban los grandes duques, el heredero y algunos de sus hermanos, es decir 11 personas…

No se trata de señalar por señalar, pero en casi todos los casos, los jefes de las casas reales también lo son de Estado en sus respectivos países y tienen la obligación de dar el ejemplo para protegerse y hacerlo con sus ciudadanos en medio de la gravedad de la pandemia en todo el planeta.

Y esto se aplica por igual tanto para los países con jefes de Estado que son royals como para los que cuentan con gobiernos militares o civiles, como en nuestro país.

#ReginaTeLoCuentaMejor