«El vino es una cosa maravillosamente apropiada para el hombre si,
en tanto en la salud como en la enfermedad, se administra con tino y justa medida.»

Hipócrates

Por fin llegó el tan ansiado 2021, sin embargo tengo que advertir para todos aquellos que pensábamos que una vez terminado el 2020 todo iba a mejorar como por arte de magia, eso simplemente no sucederá.

Para poder transitar a lo largo de este año, deberemos tener mucha paciencia, trabajar con mucho esfuerzo y sobretodo tener una enorme fe.

Frente a nosotros se encuentra un año lleno de retos y oportunidades que sin duda seguirán transformando nuestras vidas
día a día.


Tengo que confesar que los últimos días del año pasado, en pleno confinamiento y después de
practicarme pruebas rápidas un día sí y el otro también, tuve mucho tiempo para leer, meditar y
reflexionar no solo acerca del Covid sino de nuestro futuro inmediato.

Entre documentales, memes, cadenas y noticiarios, encontré todo tipo de información; enorme cantidad de fake news, historias alarmantes, pero también información cargada de lógica y veracidad.

Me gustaría compartirles parte de lo que me parece más relevante y que puede afectarnos a lo largo de este año.

Primero que nada creo que el trabajo a distancia llegó para quedarse. Muchos tendremos que seguir
trabajando en línea, por lo que debemos estar mucho más adaptados a esta realidad.

Nuestros hogares cada vez necesitarán tener mejores herramientas tecnológicas para poder realizar estas tareas de la misma manera que si estuviéramos en nuestras oficinas.

Nos pudimos dar cuenta de la velocidad a la que vivíamos y de la poca calidad de vida que eso implicaba en la mayoría de nuestras vidas.


Muchas oficinas cerrarán, de eso no hay duda. Ahora la parte digital ocupa una prioridad indiscutible en
nuestras vidas y cada vez necesitaremos más ayuda proveniente de la tecnológica.

Enormes corporativos estarán a punto de la extinción. Hoteles utilizados para viajes de trabajo seguirán
sufriendo, viajes de trabajo seguirán detenidos, congresos y juntas seguirán haciéndose en línea.

Básicamente el turismo de trabajo tiende a desaparecer ya que hoy en día a través de una video llamada, la mayoría de las veces se pueden obtener los mismos resultados y las compañías han podido cuantificar estos ahorros millonarios.

Las empresas que no inviertan en tecnologías nuevas simplemente desaparecerán. La fuerza laboral se reducirá drásticamente.

La Inteligencia Artificial se disparará como nunca antes lo había hecho y habrá enormes despidos globales.
Hoy se puede vivir fuera de una ciudad y seguir trabajando como se hacía antes, generando básicamente
el mismo valor.

Por tal motivo hoy todos somos globales, ya que no hay diferencia entre contratar a un local o a un extranjero. Las compañías se basarán en resultados y tiempos más eficientes, los cuales serán logrados y cuantificados a través de plataformas digitales.

Negocios más rentables y exitosos, con trabajadores más contentos. Iglesias, museos, gimnasios, cines y entretenimiento en general tendrán que tener un cambio dramático.

Se ayudarán de la tecnología para poder recrear estas experiencias virtuales desde cualquier lugar en el
que uno se encuentre, pero los números no darán para mantener las infraestructuras físicas con las que
cuentan en la actualidad.


El turismo de entretenimiento si regresará y con mucha fuerza. La gente una vez más apreciará visitar
lugares naturales, parques nacionales, lugares remotos y tener experiencias únicas y auténticas.

La educación nunca volverá a ser igual. Esta volverá a ser presencial una vez más, pero será
tecnológicamente adaptativa, esto quiere decir que será normal el poder asistir físicamente a las
instalaciones o se podrán tomar clases online dependiendo de cada alumno.

Las escuelas y universidades deberán transformarse para poder subsistir y esto significa entrar en esquemas de asistencia híbrida.

Lee también: RITUAL PARA RECIBIR EL 2021

El sistema médico de igual forma se ha venido adaptando a lo digital. Las citas médicas se podrán realizar por teleconferencia. Seguiremos haciéndonos pruebas rápidas de Covid durante todo el año
debido a que la vacuna enfrentará múltiples retos.

La gente se enfermará menos de virus, bacterias y enfermedades debido al asilamiento, la limpieza y al cuidado recurrente que la población está teniendo.

La economía se contrae en lo personal, pero mucha gente ahorrará más debido a una transformación
radical de hábitos. La electrónica seguirá en primer nivel, seguida muy de cerca de una mejor y más sana
alimentación. La gente no acumulará como lo hacía en el pasado.


El comercio en línea seguirá creciendo en un futuro. Muchísimas tiendas físicas globales tendrán que
cerrar, sobrevivirán las tiendas que puedan generar experiencias, así como los showrooms. Los centros
comerciales desaparecen poco a poco.


La salud mental será un tema sumamente importante debido a la agresividad, soledad y angustia al
encontrarnos aislados. Problemas como educación, salud, energía, salud y política estarán en el debate
diario, así como también se dará un emprendimiento social en su máximo expresión.


La gente se vuelca a lo natural y saludable: comida, experiencias y forma de interactuar. Estaremos más
involucrados en la forma que se producen los alimentos que comemos y de donde vienen, habrá tiempo
para meditar, así como para ejercitarse.

La sociedad tratará de consumir local y ser más sanos. En medio de todo lo malo que está sucediendo a nuestro alrededor, sin duda se le presenta a la humanidad un nuevo inicio, una oportunidad de cambio de pensamiento.

A nivel personal habrá que fijarnos nuestras metas para este 2021, enfocarnos no sólo en el trabajo, sino también en nuestra salud.

Habrá cosas que se cumplan y otras más no, pero lo que es un hecho es que sin duda hay
comportamientos que no regresarán jamás, conductas que día a día seguirán transformándose, así
como patrones de consumo nuevos.

Lee también: PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO QUE SÍ FUNCIONAN

Debemos definir nuestras prioridades y aquí es cuando vale la pena tener muy presentes los valores
reales. Valdrá la pena como sociedad el definir las nuevas rutas de pensamiento, enfocarnos en la
innovación y la cultura natural.

Sólo así podremos superar esta pandemia y despertar al día siguiente como una mejor sociedad, más incluyente y sana y así poder obtener algo positivo a una época que nadie hubiera imaginado hace unos cuantos años, ni siquiera los grandes directores de Hollywood.

Les deseo un muy próspero y saludable 2021
@huey_tlacuali