Mis Queridos recuerdan el escándalo en el que se vieron envueltos la actriz de Full House, Lori Loughlin y su esposo, el creador de la marca Mossimo, Mossimo Gianulli a quienes se acusa de haber engañado a la Universidad de California, USC, ¿para qué sus dos hijas, Olivia e Isabella fueran admitidas?

Les cuento que las cosas se han complicado aún más para el matrimonio: La revista People informa que,  El Departamento de Justicia de Estados Unidos dio a conocer un comunicado en el que se afirma que Loughlin y su esposo enfrentan una nueva acusación; y es que existen unas fotos y correos entre Giannnuli y William Singer en donde el les pide fotos de sus hijas aparentando hacer remo, deporte por el cual serían admitidas ambas.

Giannuli accede a mandar primero la foto de su hija mayor, Isabella y una vez que es aceptada, manda la de Olivia.
Loughlin está copiada en todos los correos por cierto. A pesar de que en las fotos las caras de ambas están blurreadas, se sabe que son ellas.

Cabe mencionar que ninguna de ellas participó en este deporte una vez aceptadas en la universidad.

Este es un nuevo revés para la pareja, cuyo abogado pidió en febrero que el juicio fuera pospuesto ante una evidencia de pruebas, pues al parecer, la fiscalía ocultó información que los exoneraba. El abogado defensor alega que Loughlin y Mossimo pensaban que estaban haciendo una donación a la Universidad y que no sabían de las intenciones de Singer y que esta es la razón por la cual ambos han mantenido su inocencia desde que fueron acusados el pasado octubre.

Amigos cercanos a ellos aseguran que se sienten en una lucha contra Goliat y que cada día van perdiendo más la Fe.
Y es que el hecho de que existan las fotos cambia todo.
¿Ustedes qué creen? ¿Víctimas o culpables?

-R,
#ReginaTeLoCuentaMejor