Mis Queridos como les ha llovido a Lori Loughlin y su familia tras verse metidos en el caso de fraude estudiantil hace más de un año.

De tener una vida al parecer perfecta, han tenido que enfrentar muchas cosas.

Una de ellas, tal vez no taaan dolorosa; dependiendo del apego o cariño que tuvieran por su casa en la zona más exclusiva de LA, Bel Air, es la venta de la casa familiar en la que residían desde hace 5 años.

La mansión estilo mediterráneo de la familia comprada por $14 millones usd ese mismo año y que, después de una remodelación aseguraron por 35 millones en el 2017; año en el que la pusieron a la venta, aunque en 2018 la retiraron del mercado,ha sido comprada por alguien más.

Cabe mencionar que esta casa fue la que usaron de colateral al pagar la fianza de 2 millones de dólares para no ir a prisión originalmente cuando fueron acusados de Fraude Estudiantil.

En enero de este año, la residencia fue puesta  a la venta por $28 M.

No se ha confirmado en cuanto se vendió aunque se estima que puede ser en $18, mucho menos del precio que buscaban originalmente.

Una fuente cercana  aseguró a la revista People  “Si ganaron dinero con la venta aunque no tanto como hubieran querido”.

La renovación de casas es pasatiempo de Giannulli y esta es la 7a casa que remodelan y venden. Mossimo es experto en la remodelación y lleva haciendo esto por 20 años.

Bel Air tiene el promedio de ingresos más alto en todo Los Ángeles según LA times así que es común que las casas ahí tengan precios estratosfericos.

Lee también: ¿CUÁL ES LA NUEVA HUMILLACIÓN QUE HA PASADO LORI LOUGHLIN?

¿Qué sabemos de la propiedad de la familia Loughlin?

De entrada, la casa cuenta con vistas al campo de golf del Bel Air Country Club; el mismo del que la familia ya no es miembro después del escándalo de fraude estudiantil en el que están envueltos.

La mansión de 6 recamaras, 9 baños, alberca; rodeada de olivos, fue comprada por el co fundador de Tinder Justin Mateen, quien renunció a la compañía en el 2014 entre escándalos de acoso sexual.

¿Será que Mateen es aceptado en el tan exclusivo club de golf de donde los Mossimo se vieron obligados a renunciar?

La venta aseguran, no tiene nada que ver con el escándalo sino que es un hábito que tienen de comprar y renovar mansiones.

Los Loughlin Giannulli tienen una casa de playa en Orange County y al parecer es ahí a donde se han mudado.

La fuente también comenta, “Ellos están estresados por muchas cosas aunque el dinero no es una de ellas. No les hace falta”.

La pareja tiene su audiencia el 21 de agosto y pasarán 2 años de libertad provisional después de sus respectivos meses en prisión.

Lee también: ¿COMO VIVE LA FAMILIA DE LORI LOUGHLIN LAS CONSECUENCIAS DEL ESCÁNDALO POR FRAUDE ESTUDIANTIL ?

El verano lo pasarán con sus hijas Isabella y Olivia en Los Ángeles donde se preparan para la sentencia.

Olivia Giannulli
Isabella Giannulli

Les urge que esto acabe ya.

 

-R,

#ReginaTeLoCuentaMejor