Llegó la época del año en que las cosechas están listas, así lo anuncia el otoño y de la misma forma en que el campo hace lo suyo también nosotros como seres humanos es momento de recoger nuestras cosechas, es decir hacer un recuento de lo que ahora tenemos es fruto de los que sembramos en el pasado. Las situaciones incómodas son el reflejo de nuestras decisiones, los momentos de gloria son resultado de nuestras decisiones.

Una vez hecho este recuento decide qué cosas debes cambiar para poder caminar hacia esta nueva etapa donde la luz será muy importante ya que se acerca el invierno donde las noches, la oscuridad se hacen presentes.

También son tiempos en lo que se requiere estar en nuestro centro, que el externo no afecte nuestra estabilidad emocional, por eso el llamado es hacia el equilibrio.

Lee también: PACIENCIA, ES EL MENSAJE DEL DÍA

Recordemos que como es adentro es afuera y justamente el sol entra en el signo de Libra donde la noche y el día igualan su duración, es momento de nivelar nuestra sombra y nuestra luz, por eso es el recuento de cosechas para saber qué sí nos ha funcionado para nuestra estabilidad.

Ritual de Otoño

Para intensionar este recuento haremos un altar que llame al equilibrio, para lo cual necesitaremos de varios elementos pero los dos principales serán manzanas, que representan a la Madre Tierra pues es la creadora de toda la vida; también una vela roja, anaranjada, café, amarilla o dorada que representa al Sol el que da la vida. Si es posible agrega al altar canela, maíz, semillas y mucho incienso de preferencia de sándalo o canela. También hojas secas.

Como el altar llama al equilibrio coloca elementos que hagan alusión al mismo, como un Yin y Yang, figuras que representen el día y la noche, una balanza y por supuesto tus elementos personales espirituales.

Para realizar el ritual sólo necesitarás una hoja de papel y un bolígrafo. Prende la luz de la vela con tu altar ya armado, mientras tanto escribe en forma de lista cuáles son tus cosechas de 2020, es decir todo lo que hoy tienes sin importar que hayan sido resultados desagradables, y frente a cada cosecha anota la palabra “GRACIAS”.

Recuerda que el agradecimiento llama a la abundancia, le estás diciendo al Universo que agradeces cada cosa que se te otorga pues en las experiencias difíciles siempre habrá un aprendizaje y un regalo.

Coloca tu lista de cosecha y agradecimiento sobre el altar o debajo de algún fruto. Mantén este altar lo que resta del mes de septiembre, con la vela encendida estás alumbrando que todo lo que necesitarás para el invierno.

Gracias por leer.

Para acompañamiento terapéutico on line o lectura de tarot terapéutico contáctame en:
Instagram: @susanando_
Facebook: SuSanando
Y en el proyecto colectivo de mujeres en Tulum: Néfila, tejiendo redes.

#ReginaTeLoCuentaMejor