Mis Queridos,
Who are we to blame Ivanka? 

Ayer leí algo que me llamo la atención. Lysandra Ohstrom una amiga o más bien una ex amiga de Ivanka hablo en un artículo para la revista Vanity Fair de su amistad con la hija del Presidente Trump.

La nota fue publicada esta semana en ella cuenta sobre cómo fue su amistad que comenzó cuando iban en la secundaria y cómo fue crecer ella. También, habla de la relación de Ivanka con el Presidente Trump. 

Lysandra fue dama de honor en su boda con Kushner en el 2009. Describe su relación cómo: “More sisters than best friends”. Esto nos lleva la pregunta del ¿Por qué hablar de ella ahora así? 

Las crueldades 

Narra historias como una llamada telefónica que tuvo con ella a mediados de los 20 . Dice que Ivanka siempre le pedía que le recomiende libros, y le recomendó Empire Falls, la novela ganadora del premio Pulitzer de Richard Russo en 2001 sobre la vida del gerente de un restaurante en una comunidad de clase trabajadora en Maine. 

Según Lysandra ella le pregunto porqué le recomendaba un libro sobre pobres. Afirmó en VF que recuerda que Ivanka dijo. “¿Qué parte de ti cree que me interesaría esto?”

Otra anécdota que cuenta es cuando Eric Trump publicó una foto en Twitter de una mansión que supuestamente pertenecía a Joe Biden y se preguntó cómo un político podía pagar una casa así . 

Dice la autora que recordó cómo Ivanka solía señalar inconsistencias entre la profesión de un personaje y su estilo de vida cuando iban al cine. Cuenta en VF que ella decía que desde cuándo un profesor puede permitirse un BMW.

Algo que si me pareció cruel es que contó uno de los primeros recuerdos de Ivanka antes de que fueran amigas dice que le echó la culpa a un compañero de clase por un pedo. 

¿No creen que esto es cruel? ¿Cuántos de nosotros no hicimos lo mismo en la secundaria? ¿Qué gana esta autora exponiendo las malas memorias de una adolescente malcriada?

Lee también: DEAR IVANKA, ¿QUÉ SIGNIFICA?

El lado bueno de Ivanka

Años después Ivanka cómo buena amiga empezó a contactar a su amiga con revistas y periódicos importantes en NYC también, le presentaba a dates. 

El breakup

Dice que al final el camino las separó. La autora no sentía que le importaba si vida a Ivanka se sentía frustrada. 

Finaliza el artículo diciendo: ”Ya sea que Ivanka sea capaz de rehabilitar su imagen manchada o no, espero que no haya podido ahogar los aplausos de la ciudad que una vez aspiró a gobernar, vitoreando y celebrando su caída política”.

¿Qué les parece la actitud de Lysandra? ¿Será que por qué Trump ya no será presidente decidió hablar ahora sobre su ex amiga? 

Fotos de Vanity Fair

@alexismustri

#ReginaTeLoCuentaMejor