Justin relata en el mas reciente capítulo de JUSTIN BIEBER: SEASONS  que el también le gustaron otras drogas, incluyendo magra (una mezcla de jarabe para la tos con codeína, dulces y refrescos), molly y hongos “mágicos”, tanto que, eventualmente, se encontró fumando blunt y tomando pastillas todas las mañanas, al grado que su propia seguridad tenían que controlar su pulso por la noche.

Fue entonces cuando decidió detenerse. “Sentí que me estaba muriendo”, dijo en el documental. “La gente no sabe lo difícil que fue…”.

Las adicciones de Bieber y su viaje de recuperación constituyen la mayor parte del episodio de 15 minutos, lo que sugiere que su infancia inestable y su rápido ascenso a la fama subyacen a su abuso de sustancias.

Justin relató que dejó de usar drogas, pero que “nunca hizo el trabajo real” de comprender qué lo llevó a usarlas en primer lugar, por lo que recayó.

El dio a entender que su infancia fue turbulenta, así como rápido ascenso a la fama y su imagen negativa de sí mismo contribuyeron a la ansiedad y la depresión que lo llevaron a sus adicciones.

En este episodio también aborda cómo las enfermedades mentales, la adicción y otros problemas de salud a menudo están entrelazados. Bieber dice que, en medio de la limpieza, el año pasado le diagnosticaron la enfermedad crónica de Epstein Barr y Lyme, que causan ansiedad, lo que sugiere que también podrían haberlo llevado a automedicarse.

 

-R,

¿Ustedes qué opinan mis queridos?