CHRISTINA ONASSIS: El dinero no compró la felicidad (primera parte)

Vivió una vida que era sinónimo de extravagancia, resplandor y tragedia. Su padre la llamó «chryso mou» o «mi oro». Y desde fuera, Christina Onassis parecía tener una vida dorada. Pero no fue así, a pocos días de cumplirse treinta años de su muerte recordamos su triste historia.