prin

Hablar de Barbie es hablar de mi infancia y remontarme a momentos entrañables e inolvidables de mi vida, cuando podía pasar horas jugando con una muñeca que les juro cobraba vida en mis manos. Desde ahí, desde niña comencé a contar historias y a recrear situaciones y a inventar cuentos, con una Barbie.
Las Barbies son las compañeras de miles de niñas alrededor del mundo, son auténticos modelos a seguir, Barbie es todo y a roto esquemas desde que fue creada en 1959 por Ruth Handler, esposa del fundador de Mattel. Su propósito era que su hija Barbara tuviera una muñeca más funcional de las que existían en esas épocas y sin imaginarlo cambió la historia.
Barbie es un icono, no solo se convirtió en una muñeca muy estilizada sino que además  ha representado generaciones enteras. Barbie se ha vestido de novia, ha bailado ballet, patinado sobre hielo, portando bikinis en Malibu, estudio medicina, veterinaria, ha sido instructora de aerobics, ganado las Olimpiadas y hasta llegó a la luna. Es la imagen más aspiracional que una niña puede tener, para Barbie no existen los imposibles ni las limitaciones, al contrario.
3b00f399-6376-40f5-a72d-5ba9c7231242
Todas las niñas soñamos con alcanzar una vida llena de triunfos y éxitos como Barbie, la realidad es que la muñeca que se creó a finales de la década de los 50s ha servido para encausar a miles de niñas que sueñan con llegar tan lejos como ella.
Además jugar con una Barbie es mágico, con ella viajas a lugares extraordinarios y créanme puede ser un gran aliciente en momentos difíciles o tristes. Para mi jugar con ellas durante mi infancia represento un refugio hasta cierta manera. Barbie puede ser de plástico pero lo que podemos llegar a sentir por ella y lo que representa es muy real. Hoy siento nostalgia, guarde algunas junto con otros objetos de ella y me parece increíble que haya cumplido 60 años, Barbie tampoco envejece mas bien se reinventa y busca la manera de seguir vigente y continuar siendo nuestro primer referente femenino.
f59114eb-4a5a-4c8a-ae89-3f3120f657fe
Gracias Barbie por haber hecho de mi infancia algo mágico y extraordinario, continúa inspirándonos y demostrando que quizás no seas de carne y hueso, pero definitivamente tienes un gran corazón.
4f2050fe-140c-4f10-88ee-5e9e83beb685
27f2667c-833b-4337-9e02-d7719118f4fb
29fe396e-9666-492d-b8b1-7f45365513b6
49f21245-b1f6-4d06-8eac-5f237547fb79
1943b88a-73fe-4d68-bea5-cf9393fa6e41
f1aa9770-57d0-4efa-9d78-b6737d702647
XOXO
Eugenia Garavani