Jesús Sesma estuvo acompañado de su orgullosa esposa, Paulina Díaz Ordaz, y sus tres hijos Paulina, Pamela y Santiago, quienes estuvieron en primera fila para verlo tomar protesta como dirigente del Partido Verde

bee57abe-ff7f-4096-87ea-26e408058ed6

Tras 19 años militando en el Partido Verde, Jesús Sesma concretó un sueño: convertirse en el líder del Partido Verde en la Ciudad de México.

Hoy por la mañana el político tomó protesta en el hotel Sevilla Palace, a donde acudieron más de 200 personas para acompañarlo en este momento tan importante.

Por supuesto, su orgullosa esposa, Paulina Díaz Ordaz, y sus tres hijos, Paulina, Pamela y Santiago, estuvieron ahí en primera fila para ver al político de 41 años dar su primer discurso en su nuevo cargo, con el que sustituye a Carlos Madrazo.

“Es una oportunidad que le presentaron y la verdad es que Chucho siempre busca estar en los lugares en donde pueda ayudar a la gente, donde pueda proteger a los animales, donde pueda hacer el bien. Y creo que esto le cayó como anillo al dedo porque aquí en la ciudad puede hacer muchísimas cosas”, nos dijo la nieta del expresidente Gustavo Díaz Ordaz.

Los tres hijos de Jesús faltaron al colegio para estar en el evento y, aunque Paulina bromea que aún no entienden bien el cargo que ahora ocupa su papá, están muy emocionados por él.

Al tomar protesta estuvo acompañado por Carlos Puente, dirigente nacional del PVEM, el senador Manuel Velasco y el diputado Arturo Escobar.

#reginatelocuenamejor