img_5824

 

Lina Botero, la hija del famoso artista y escultor figurativo colombiano trabajó de la mano de su papá en este documental, del cual ella es la productora ejecutiva, y en el que muestra la vida del artista de una forma muy íntima.

“Su historia personal es muy inspiradora para las nuevas generaciones. La gente cree que siempre fue exitoso pero al contrario, debió enfrentar momentos muy duros en su vida”, explica Lina, quien lleva trabajando con su padre desde hace más de 10 años, lo que le ha permitido conocer más a fondo su trabajo.

El documental contó con la dirección del canadiense Don Millar, fue presentado en el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI) y se estrenará a nivel nacional el 3 de Mayo en Cinépolis.

 

A sus 86 años, Fernando Botero es uno de los artistas más importantes del siglo XX. Aunque no es el primer documental que se hace del artista, Lina explica que los anteriores no estaban lo suficientemente completos. Durante dos años y medio, a la par de las grabaciones, un grupo de investigadores se encargó de rescatar y clasificar una gran cantidad de archivos.

El documental dura 82 minutos y fue grabado durante 19 meses en 10 ciudades del mundo, entre ellas, Medellín, París, Nueva York, Beijing y las ciudades donde actualmente Botero tiene su residencia: Pietrasanta (Italia) y Aix-en-Provence (Francia).

En principio, su papá tenía mucha resistencia al proyecto, le parecía una pérdida de tiempo, ya que es una persona muy sencilla y no le gusta ser el centro de las cosas. Pero Lina nos comparte que al final le agradó tanto el proyecto, que le escribió una carta al director agradeciéndole, porque el documental iba a cumplir un propósito en su historia. Es cierto: este documental es parte de su legado.

¡Muero por verlo! ¿Y ustedes?

-R,

#ElMundoDeRegina