Por: Alexis Mustri

Foto: Fer Barrenechea

Estaba platicando con una de mis amigas cercanas y me contó sobre este curioso termino japonés llamado ikigai. No tiene una traducción exacta, aunque se le atribuye un significado sumamente especial: “Tener una razón para vivir”.

Me contó mi amiga que leyó que según los japoneses, todos tenemos un ikigai por descubrir, y es el compromiso con su búsqueda lo que llena de satisfacción y sentido nuestra vida. ¿Cómo encontramos nuestro ikigai y sentir la dicha de estar vivo para concretar tus sueños? Si permaneces atento, cada día encontrarás diversos motivos para que tu existencia valga la pena. Uno de ellos, será tu ikigai.

Ikigai, en pocas palabras, es lo que le da sentido a tu vida, lo que te motiva, lo que te da el impulso necesario para que cada día tengas una visión más amplia y te ayuda a concretar tus deseos.

En ocasiones creemos que lo hemos encontrado, pero yo opino que nunca es malo volver a cuestionarse: ¿Qué sabes hacer bien? ¿Qué es lo que amas hacer? ¿Qué crees que puedes ofrecer al mundo? ¿Estás a gusto con tu trabajo?

A mi me ayudo mucho tener estas respuestas claras. Lei que tener esto bien definido te ayudará a que rápidamente encuentres el nexo entre aquellas actividades que se te dan bien y por las que te pueden pagar. Pero la filosofía ikigai va más allá del dinero o lo material. La filosofía ikigai se centra en que desarrolles tus habilidades y disfrutes lo que haces.

A mi el ikigai me ha llevado a cuestionarme aspectos importantes de mi vida, me incitó a cambiar mi escala de valores, a recuperar lo que de verdad es importante en la vida y darle un nuevo sentido. Acuérdate que siempre es más sencillo quedarnos en la comfort zone, con un trabajo estable que tal vez no es el que te apasiona, pero acuérdate: el que no arriesga, no gana. No es necesario que hagas un gran cambio material, porque la mayor transformación viene de tu interior, no de lo externo.

A partir de esto, se puede inferir que aquellos que viven plenamente a través del ikagai, tienen una esperanza de vida mayor.

¿Tú ya encontraste tu ikigai? Más vale encontrarlo, si quieres vivir muchos años, ya que científicamente está comprobado que este es el secreto para una vida longeva.

 

ikigai.jpg

Nos vemos la siguiente semana.

PS. No tengas miedo de reinventarte.

Sayōnara

 

#ElMundoDeRegina