Bernard Arnault, presidente de LVMH, criticó a la activista ambiental adolescente Greta Thunberg durante un evento de sustentabilidad de la gigante del lujo en París.

“Es una joven dinámica, pero se está rindiendo por completo al catastrofismo”, aseguró Arnault, el hombre más rico de Francia. “Me parece que sus puntos de vista son desmoralizantes para los jóvenes”.

Los comentarios de Arnault, de 70 años, llegaron dos días después de que Thunberg, de 16 años, regañara a los jefes de Estado en una cumbre de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York por hacer muy poco para combatir el calentamiento global.

“Estamos en el comienzo de una extinción masiva y de lo único que pueden hablar es de dinero y cuentos de hadas de crecimiento económico sin fin”, afirmó.

Arnault señaló que las últimas décadas de crecimiento económico habían sacado a muchas personas de la pobreza y mejorado la salud en todo el mundo. “Si no queremos retroceder, aún necesitamos crecimiento”.

El empresario aseguró que prefería acciones como las tomadas por la última generación de empresarios para integrar las preocupaciones ambientales en sus planes de negocios.

Arnault hizo sus comentarios en una conferencia de prensa sobre los esfuerzos de su compañía para reducir su impacto ambiental e imponer controles más estrictos a sus proveedores. La compañía detalló, en un comunicado, que estaba en camino de lograr su objetivo para 2020 de reducir las emisiones de carbono en sus propias operaciones en 25 por ciento respecto a los niveles de 2013, a pesar de haber aumentado rápidamente las ventas durante el periodo.

Un día antes, su rival en el lujo, Kering, informó que se volvería completamente neutral en carbono, compensando todas sus emisiones –incluidas las de su cadena de suministro–, a través de medios como el apoyo financiero para proyectos de reforestación.

Fuente: El Financiero.

#reginatelocuentamejor