PRIN

Bajo su propia batuta ha puesto el nombre de México en alto y es sin lugar a duda es un icono que nos inspira a llegar lejos y alcanzar nuestros sueños.

66c7a1a3-5f6e-4b7c-91dd-ee17c0cca0f7

 Dicen que nombre es destino y en el caso de Alondra de la Parra, sí que lo fue; “la melodiosa” eso significa su nombre, un ave que con su melodía alegra a todos a su alrededor y ella no es la excepción, cuando Alondra toma la batuta hace magia y nos transporta a lugares inesperados a través  de las emociones que podemos experimentar cuando la orquesta toca al son que Alondra dirige.

 

16f36501-9ee9-44df-80fe-2a89a12caad6

Una niña que creció en una familia llena de creatividad, la verdad es que no era difícil que Alondra eligiera el camino del arte, una niña que nació con una tremenda sensibilidad artística y además un don que la ha llevado a recorrer el mundo. Cuando busco mujeres para esta columna cada lunes, trato de encontrar alguien con atributos específicos como: alguien que haya superado adversidades, que haya contribuido al mundo con algo, que sea fuerte, que sea un ejemplo. Esta mexicana es eso y más, porque nos hace sentir orgullosos de nuestra gente, del gran talento que en nuestro país existe y que hay gente trabajando con un talento nato por lograr sus metas.

2b115f45-d18f-4215-b4eb-0f8f5f9a867b

Alondra se ha parado al frente de grandes orquestas en países donde ni siquiera se habla nuestro idioma, ahí el único idioma que se entiende, es el de la música, ese que ella habla a la perfección. Dicen que la música nos une, pero en el caso de Alondra nos mueve también, con su batuta logra transmitirnos emociones que no creímos existieran y lo ha hecho recorriendo el mundo rompiendo barreras y fronteras. Ver su nombre en la marquesina de países como Austria, España en Nueva York es motivo de orgullo, ahí está una mexicana parada ante millones dejando lo mejor de sí en cada nota, entregándose con pasión y viviendo de lo que ama más que nada, su música.

a403336b-256d-45c3-9ccd-4053dfe84b95

Pero Alondra de la Parra no solo es una gran directora de orquesta, si nos sumergimos a su cuenta de Instagram podemos ver que es un gran ser humano, una madre feliz, una hija admirable, una hermana fuera de serie. Un ser humano como Alondra es el ejemplo que debemos seguir, una mujer que alcanza sus metas, que lucha por ellas, que se plantea nuevos retos, esas son las musas inspiradoras que hay que mostrar y defender, mujeres que marcan la diferencia y nos estimulan con sus historias y en este caso con su música.

 

Alondra gracias por tu música y darnos siempre lo mejor de ti, no tengo dudas continuaras haciéndonos vibrar con tu obra, felicidades y ¡música maestra!

PRIN

 

XOXO

Eugenia Garavani