¿Acaso a los británicos ya se les olvido que existe un tema más delicado dentro de la familia real que el reciente anuncio de los Duques de Sussex? Definitivamente él más beneficiado con MEGXIT es sin duda alguna el príncipe Andrés.

 

No me sorprende la manera en que la casa real a dimensionado los recientes eventos, la manera en que la reina ha reaccionado ante el anuncio de Harry y  Meghan, aunque esta reacción sea muy distinta a la postura que tomo cuando el escándalo en el que se ha visto envuelto el príncipe Andrés salió a la luz. La verdad es que la prensa y la reacción de los ingleses, quienes encuentran indignación ante lo que hoy llamamos MEGXIT, ¿y lo ocurrido con el Duque de York? Como ignorar un asunto tan delicado, por el cual ningún miembro de la familia real se ha pronunciado, al contrario, el silencio se hizo presente.

No es que le reste importancia al golpe que los Duques de Sussex le dieron pero dentro de mis principios y mi ética, creo que la reina esta siendo más severa con esa situación y no voltea a ver que lo ocurrido con el Duque de York sobrepasa cualquier limite, no estamos hablando de una situación cualquiera, al contrario estamos hablando de abuso de menores.

Durante los últimos años, los rumores fueron creciendo y las acusaciones hacia el Duque de York fueron cobrando fuerza, y después el suicido de su amigo Jeffrey Epstein, las fotografías y todo lo que acusa al segundo hijo de la reina orillaron a este a tomar cartas en el asunto. El pasado 20 de noviembre un comunicado anunciaba la decisión del duque de ausentarse de la vida publica. Así sin más comentarios ni reacciones por parte del palacio ¿ahí quedo todo?

¿Cómo es posible que no haya mayor acción que esa? Estamos hablando de que un hombre que pertenece a la casa real británica pudo o no cometer un delito, y no hay más declaraciones, no hay más que decir. La reina opto por cancelar las celebraciones de cumpleaños del príncipe ¿eso es todo?

El rey Juan Carlos de España abdico entre muchas cosas para no entorpecer el procedimiento judicial por el que su hija iba ser sometida, se hizo a un lado y dejo que las leyes tomaran el control. La reina ni siquiera ha enviado un comunicado, y el miércoles el mundo se puso de cabeza porque una pareja decidió independizarse, traición o no, no es un delito lo que los Duques de Sussex pretenden.

Estamos en una era donde movimientos como Me Too han tomado al mundo con las garras ¿nadie pretende hacer justicia? Principe o no, es un hombre que le arruino la vida a una jovencita o a varias, y la casa real se lava las manos como Poncio Pilato. La mas afectada es la princesa Beatrice quien tendrá que casarse bajo la mas estricta intimidad, sin bombo y platillo, para no causar más problemas.

La prensa condena a Meghan y Harry, claramente ya se les olvido que existe otro miembro de la casa real capaz de cometer faltas que deberían ser llevadas a un juicio. La prensa debió ser mas dura con el príncipe Andrés, la reina debió ser mas inflexible con su hijo, llamar a junta familiar también para discutir ese tema, los actos que el príncipe Andrés cometió no solo dañan sino que también ensucian a la corona, y hoy nadie se acuerda.

No es mi intención juzgarlo, pero creo que la corona le ha restado importancia a este asunto, que es vergonzosos para ellos pero es indignante para la sociedad.

Eugenia Garavani