Estefanía fue consolada por su novio, pero la muerte de Grace abrió una brecha entre las dos hermanas, dicen que Carolina recrimino a su hermana por la muerte de su madre, Carolina estaba muy estable, mantenía un noviazgo con Robertino Rossellini, hijo de Ingrid Beergman, a la familia le agradaba el noviazgo de Carolina con el joven italiano, de buena familia, muy educado y formal. La mayor de las Grimaldi se enfocó en su nuevo noviazgo dejando a su hermana en palacio, se marchó a Italia con Robertino, la distancia fue el remedio que Carolina puso a su resentimiento.

04f5fb19c933dca7044c57edbc651244

Y fue esa época, el verano de 1983 cuando Estefanía vivía otro nuevo noviazgo, ahora con Anthony Delon –hijo de Alain Delon- que Carolina conoció el verdadero amor, y gracias a Robertino. ¿Y quién se iba a resistir? Era un auténtico príncipe, rubio, ojos azules, un caballero, de alcurnia y sobre todo trataba a Carolina como lo que es, una princesa.

estefania y anthony

Stefano Casiraghi llego a la vida de los Grimaldi para bien, amaba perdidamente a Carolina y Carolina de él, Rainiero estaba fascinado con el joven italiano que hacia sonreír a su hija, la realidad es que Stefano fue como otro hijo para Rainiero. Se casaron en diciembre de 1983, Andrea ya venía en camino y fue gracias a Stefano que el acercamiento entre Carolina y Estefanía se dio, el joven italiana simpatizo con Estefanía a quien comenzó a ver como su propia hermana. Fue una etapa llena de felicidad, Carolina vivió su gran historia de amor, se convirtió tres veces en madre, su hermana Estefanía junto a ella, como otra hija, Carolina tomo el papel de madre protectora, aunque Estefanía seguía rebelde.

En 1986 mientras Carolina esperaba la llegada de su hija Carlota, Estefanía fue noticia por tener un noviazgo con John F. Kennedy Jr., parecía serio hasta que la princesa dejo al príncipe de Camelot por Rob Lowe, la joven se fugó a Los Ángeles con el actor y fueron objeto de mil portadas de revistas. En Mónaco todo estaba en calma, Carolina era la gran dama del principado y se podría decir que la década de los 80 fue su mejor época.

Pero la felicidad se terminó y de nuevo otra pesadilla, en octubre de 1990, Stefano Casiraghi sufre un accidente marítimo, mientras participa en una competencia de lanchas rápidas en el Principado, y muere. El dolor consume a Carolina, la princesa toma sus maletas y se marcha a St. Remy dejando Mónaco y a su hermana, Carolina no podía continuar siendo la madre de Estefanía, tenía que hacerse cargo de sus propios hijos. Y entonces el desenfreno se apodero de Estefanía, sin control paso de relación en relación, grabo un disco, probo en el modelaje y se convirtió en el dolor de cabeza de Rainiero, quien continuamente buscaba a Carolina para pedir consejo, La princesa viuda y con tres hijos no sabía cómo ayudar a su hermana hasta que en 1992 otro golpe azoto a Mónaco pero sobre todo a Rainiero. Con 26 años, Estefanía anuncia será madre, el padre de su hijo era Daniel Ducruet, su guardaespaldas.

nacimiento

Estefanía se convirtió en madre soltera, Carolina trato de guiarla y volver a ser esa madre que a su hermana le faltaba, en 1995 y con dos hijos, Estefanía se casó con Daniel, una discreta boda en palacio. También la vida de Carolina era discreta, la princesa salía con el actor francés Vincent Lindon, el actor era muy renombrado, frecuentaba círculos de intelectuales en Paris y prefería mantener un perfil bajo, la familia estaba tranquila. En 1996 Estefanía pidió el divorcio a Daniel Ducruet y volvió a arder Troya, un nuevo escándalo, Daniel haba sido captado siendo infiel, las imágenes dieron la vuelta al mundo. Dos años después cuando todo parecía paz, Estefanía volvía al ataque, otro guardaespaldas, otro embarazo. Su tercera hija, esta vez con Jean Raymond Gottlieb nacía en 1998.

Mientras Estefanía disfrutaba a escondidas su nueva maternidad, Carolina también comenzaba una nueva relación, esta vez era con el “indicado”, y es que por fin le dio gusto a su mamá e inicio un romance con Ernesto Augusto de Hannover, el único problema era que el príncipe estaba casado con una de las amigas más cercanas a Carolina, Chantal Hochuli. Y entonces algo inesperado ocurrió, Carolina quedo en cinta y el divorcio de Ernesto tuvo que ser de emergencia, finalmente quedo todo arreglado para el cumpleaños de Carolina. La pareja se casó en palacio en enero de 1999, la princesa Alexandra nació seis meses después en Austria.

To be continued…

Por Eugenia Garavani