“Cualquier cosa en exceso es mala, pero demasiado Champagne es bueno”

Scott Fitzgerald

Mucha gente dice que el tamaño no importa, sin embargo me permito informarles que esto es una rotunda y vil mentira, al menos con respecto al vino y al champagne. Si son observadores, metiches o simplemente han tenido la fortuna de experimentar diferentes tipos de botellas tanto de tamaños diminutos, así como de tamaños bíblicos, no es mera casualidad y existe una explicación a todo esto.

El principal cambio que se dio en cuanto a tamaño y forma en las botellas de vino ocurrió en Francia a mediados del siglo XVII. Esto ocurre ante el descubrimiento del corcho, que además de servir como agente sellador, mejoraría el envejecimiento del vino y evitaría que no se desparramara este vital líquido.

 

¿Por qué una botella estándar de vino es de 750ml?

Hay muchas teorías relacionadas con este tema. La primera de ellas señala que la ración diaria de vino mezclado con agua consumida por los romanos del siglo I era de 750ml por persona.

Otra más menciona que los sopladores de vino de aquellas épocas solo podían fabricar botellas de entre 700 y 800ml de una sola soplada, intentarlas hacer más grandes implicaba una demora en los procesos y un riesgo en la calidad de la botella. Una teoría más explica que en la antigüedad 750ml se consideraba la cantidad ideal de vino para beber por todos los miembros de una familia en una manera moderada.

Sin embargo la teoría más aceptada se sitúa en la época medieval cuando  la medida estandarizada era el galón inglés. 750ml es la quinta parte de un galón inglés y poco a poco los comerciantes se dieron cuenta que era la mediad perfecta para transportar y almacenar grandes cantidades de vino con la menor cantidad de accidentes y merma y así poder incrementar su distribución y ganancias.

El siguiente paso en la evolución en las botellas fue el de crear diferentes tamaños de botellas. De esta forma los productores de vino descubrieron que las botellas de mayor tamaño no solo lucían mejor, sino que también podían cambiar el sabor del vino. El vino se mantenía por un periodo más extenso de tiempo dentro de las botellas y envejecía de mejor manera, desarrollando al mismo tiempo una complejidad y matices únicos que en aquellas botellas con un menor tamaño.

 

Algunos datos interesantes:

  1. Las botellas de mayor tamaño son poco comunes y usualmente son mucho más costosas que comprar varias de tamaño estándar. Esto se debe principalmente a que se hacen menos botellas de este tipo y por lo mismo suelen resultar ser buenas oportunidades de inversión para los coleccionistas.
  2. Envejece mejor el vino en botellas de mayor tamaño. Al existir menos oxígeno relativo al volumen entre el vino y el corcho (conocido como “ullage” o merma), éste oxida mucho más despacio y permite un mayor envejecimiento con una mejor maduración. Esto afecta los aromas y la estabilidad del vino a través del tiempo.
  3. A mayor tamaño de botella, mayor grosor del vidrio de la misma. Esto hace que el vino no experimente grandes variaciones en temperaturas y al mismo tiempo deja que pase una menor cantidad de luz, lo cual tiene menos afectaciones en el vino y su envejecimiento.
  4. Usualmente estas botellas se rellenan con mejor vino. El vino más tánico proveniente de las mejores barricas se usa para botellas grandes. Los taninos ayudan a conservar el vino, por lo que estos vinos al envejecer suelen ser más suaves y frescos una vez abiertos
  5. Por la complejidad de las botellas requieren corchos especiales hechos a la medida y esto puede jugar tanto a favor como en su contra en cuanto a la conservación del vino.
  6. El nombre de las botellas está basado en nombre bíblicos y figuras históricas.

 

A continuación les presento una tabla con el nombre de las diferentes botellas, su equivalencia contra una botella de tamaño estándar, así como su significado.

VOL (LTS) RATIO NOMBRE NOTAS CHAMPAGNE BURDEOS BORGOÑA
0.1875 0.25 Piccolo Pequeño en italiano, conocido como cuarto, pony o split. SI
0.25 0.33 Chopine Unidad de volumen tradicional en Francia. SI
0.375 0.5 Demi Mitad en francés. SI SI SI
0.75 1 Estándar SI SI SI
1.5 2 Magnum SI SI SI
3 4 Jeroboam Bíblico. Primer Rey del Reino del Norte de Israel. SI SI SI
4.5 6 Jeroboam Diferentes tamaños para diferentes regiones de Francia. SI
4.5 6 Rehoboam Bíblico. Primer Rey que separó a Judea. SI SI
6 8 Imperial SI
6 8 Matusalem Bíblico. El hombre más viejo. SI SI
9 12 Salmanazar Bíblico. Rey Asirio. SI SI SI
12 16 Baltasar Bíblico. Uno de los Reyes Magos. SI SI SI
15 20 Nabucodonosor Bíblico. Rey de Babilonia. SI SI SI
18 24 Melchor Bíblico. Uno de los Reyes Magos. SI SI SI
18 24 Solomon Bíblico. Rey de Israel, hijo de David. SI
27 36 Goliat o Primat Bíblico. Matado por David. SI SI
30 40 Midas Mitología Griega, Rey de Phrygia. SI

 

No existe a la fecha una explicación del por qué estas botellas tienen nombres bíblicos, sin embargo muchas de estas ya son consideradas como artículos de colección, otras más el regalo más codiciado y para muchos más el tamaño perfecto para tomarse una copa de Prosecco o simplemente el gusto de poder darle de beber a 200 invitados en una fiesta con una sola botella.

Este tipo de botellas son extremadamente llamativas y por lo general resultarán sumamente interesantes y en la mayoría de los casos impagables. Al ser sumamente difíciles de encontrar y de almacenar, mi recomendación por si algún día van a abrir una botella de vino de gran tamaño será abrirla con al menos un día de anticipación para poder disfrutar al máximo de este codiciado líquido y tener mucho cuidado a la hora de servirlo (por aquello del resbalón).

La botella de champagne más famosa que se ha producido en cuanto a tamaño llevaba el nombre de “Winston Churchill”.

Esta fue hecha por Pol Roger para Sir Winston Churchill y su medida era de tan solo 20 onzas de champagne ya que Churchill creía que era la medida perfecta de Champagne para beber en la mañana.

Salud

@huey_tlacuali