Hay una diferencia entre la histeria y el ser precavida. Creo que para este momento todos hemos visto las fotos con unas filas gigantes al entrar a los los súpers y tiendas de conveniencia en Estados Unidos o videos que te parten el corazón de una adulta mayor llorando frente a estantes vacíos de alimentos. Si tú también estás apanicada y estás tentada a hacer lo mismo, te invitamos a retroceder un paso y seguir estos sencillos pasos que compartió la Chef Ana Martorell antes de gastar tu dinero y los recursos públicos en exceso. 

 

“Lo más importante para tener tu refrigerador con la mayor cantidad de comida posible sin que se te eche a perder, es empezar por entender el funcionamiento del mismo”, nos cuenta la conductora de GastroLab de El Heraldo de México. Nos explica que un refrigerador es un *retardante* de la descomposición y un congelador alargará aún más la vida de tus alimentos  (hasta semanas o meses).

1. Elige alimentos maduros

Aquí un consejo que le ha funcionado bastante: “Antes de decidir la comida del día, me gusta buscar alimentos que estén más maduros o próximos a echarse a perder, de este modo aprovecho todos los insumos que tengo en el refrigerador”, asegura Ana. 

2. Guarda hortalizas en los cajones

“Les tengo una noticia”, nos cuenta Ana, “los cajones tienen una razón de ser. Regulan tanto la humedad como la temperatura, y no todos los alimentos necesitan la mismas condiciones”. En estos puedes guardar hortalizas y hojas como coles, lechugas, hierbas y flores para alargar la vida de estos productos.

Tip de la experta: Envuélvelas en papel absorbente húmedo y estarán aún más frescas por mucho más tiempo.

 

3. Separa por consistencia

Su recomendación es agrupar por consistencia ya que según ese factor tienden a descomponerse en diferente forma y tiempo. “En un lado del cajón coloca lo crujiente, como las zanahorias, jícama, pepino y apio y en el otro lado van los blandos, tales como aguacate, jitomates o mango”, explica. 

4. ¡No al cuchillo antes de guardar!

“¡Importantísimo! Jamás se debe de cortar una lechuga u hortaliza con un cuchillo, esto hará que se oxide. Si necesitas cortarla te recomiendo que lo hagas con la mano”, nos comparte Ana.

5. Limpia tu refri constantemente

Los productos perecederos son aquellos que tienen una corta duración de vida. “Hay que ser muy organizados para su óptima conservación y entender que un alimento podrido, pudre a los demás, por lo cual debemos evitar que esté todo amontonado”, confirma Ana. 

De la misma manera, asegúrate que todos los alimentos estén bien tapados, sin que escurran ya que puede acelerar el proceso de descomposición de otros alimentos. “La comida preparada como las albóndigas, verduras asadas, arroz, etcétera, tienen una larga vida en congelación pero en refrigeración no es igual. Con las proteínas como pollo, carne, pescado y caldos es con lo que más cuidado debemos tener, si no los vas a consumir en los siguientes dos días la mejor opción es congelarlos, y así parar el proceso de descomposición”, nos aconseja la chef de Aida. 

6. Tu mamá protege sus tuppers por una buena razón

Debemos recordar que los alimentos al estar en contacto con el oxígeno (se oxidan) duran menos. “Si los almacenas en recipientes herméticos, durarán más, yo te recomiendo usar los de vidrio ya que en ellos no se impregnan ni olores ni sabores”, dice Ana. 

7. Reserva el interior de la puerta para tus salsas

Las salsas y los alimentos procesados “son más estables ante los cambios de temperatura y no les afectará que se esté abriendo y cerrando la puerta”, nos cuenta.

8. ¡No metas todo al refri!

También nos aconseja que evitamos tener en el refri o conge alimentos que no necesiten de baja temperaturas para conservarse como el pan o el huevo.

 

9. Convierte lo maduro en puré

“Hay que tener mucho cuidado con alimentos echados a perder, pero si aún no lo están ¡consumámoslos! Aunque estén muy maduros pueden servir para un puré, una mermelada o hasta una crema. ¡Aprovechemos todo lo que tenemos y cuidémoslo para optimizarlos en esta cuarentena!” nos recomienda. 

Recordemos que hay que minimizar nuestras idas al súper para evitar contacto, pero no sirve de nada comprar de más si se te va a echar a perder. ¿Qué otros consejos nos puedes compartir tú?

 

#ReginaTeLoCuentaMejor