Este documental me parece ideal como antesala para el inicio en el mundo de las pantallas de nuestros pubertos. Y digo pubertos por que definitivamente después de estudiar, investigar pros y contras y sobre todo por experiencia propia, no es recomendable que los niños pierdan horas valiosísimas de su infancia en una pantalla a libre demanda.

Sobran expertos en el tema que saben explicar con manzanas el por que de esta propuesta.

Hoy mi punto trata de compartir que pasó en mi casa con 3 niños de 14, 12 y 11 años después de ver juntos el documental.

Definitivamente no es que vieran nada nuevo a lo que les he platicado o han escuchado, la gran diferencia es que ahora se lo decían los expertos. No la mamá protectora e intensa con la que conviven a diario. Ahora escuchaban a los gurús del social media.

Lee también: ¿PERDIENDO O ENCONTRANDO?

Los creadores del like bottom, del scrolling, los top top de Instagram, Google, Facebook, TikTok etc…

Estos genios, Tristán Harris, Jeff Seibert, Tim Kendall, Guillaume Chaslot , entre muchos otros que se la rifaron por fin, para soltar todo lo que hay detrás de ese mundo aparentemente solo de entretenimiento donde ellos (nuestros hijos) y nosotros creemos tener bajo control.

Bad news: ¡no es asi!

Good news: podemos tener ese control, porque recuerden que ¡la información siempre es poder !

¿Y qué pasó después?

Unos días después de ver el documental se acercó mi hija para que viéramos juntas su screen time y en que app pasaba más tiempo… Fue un ejercicio propuesto por ella, cosa que me llenó de orgullo, pues eso me habla de un razonamiento crítico y maduro.

Vimos juntas su vida en la pantalla, me platicó que le gusta de ciertas apps y como las maneja. Decidió poner límite de tiempo a la app que mas le consume tiempo productivo además que afianzó su seguridad en como maneja sus redes sociales.

Los de 12 y 11 no tienen redes sociales y después de conocer esta información están todavía a años luz de quererlas, el conocer que puede haber detrás de la pantalla y la intención de convertir a los usuarios en un mercado de consumo segmentado, preciso y con lujo de detalles de comportamiento, logró alejarlos por un tiempo mas de esa manipulación que cada vez busca con mas intensidad llegar a menores y convertirlos en consumidores potenciales no solo de marcas si no de ideas y conductas.

Como en todo, tenemos que buscar el punto medio, convertir la tecnología en herramienta para nuestro uso y beneficio, no al revés.

Cada familia sabrá como encontrar ese punto de equilibrio y como ir introduciendo a sus hijos en la vida digital.

Mi invitación es a informarse, romper el patrón, les juro que no les pasa nada a sus hijos si son los únicos que no tienen IPad, Iphone o cualquier pantalla… No serán los únicos que tendrán tiempo limitado o apps bloqueadas,  les juro que eso que dicen de no ser “cool” o que se quedarán “fuera del grupo” por que no están en ninguna red social no es cierto.

Lo que es cool y lo que ahora el mundo necesita con mas urgencia, es formar seres amables, libres de prejuicios, amigables, creativos, que sepan jugar y entretenerse solos o con amigos, please experimenten miles de opciones que existen antes de meterles la cabeza o mejor dicho la vida a una pantalla.

Definitivo hay que chambearle, estudiar, leer, informarse inteligentemente, hoy mas que nunca los papás tenemos un reto muy grande en la educación y formación de nuestros hijos, pero también hoy mas que nunca existe información por todos lados con expertos que nos pueden guiar, más vale que lo aprovechemos y nos hagamos responsables. Las generaciones que siguen están a cargo de nosotros.

Por aquí les dejo unas joyas, libros que si les laten estos temas no dejen de leerlos:

  • Simplicity parenting
  • Kim John Payne The Talk
  • Sharon Maxwell.

por Gabriela Espinosa

@gabyespinosach

#ReginaTeLoCuentaMejor