Tengo el gusto y puedo decir que el privilegio, de conocer a esta persona cercanamente.
Ella ha sido de las mayores sorpresas y regalos que me ha dado la vida en la etapa que hoy transito.

Hemos visto ese vídeo en donde un empresario con lágrimas en los ojos y mucha impotencia al hablar, tiene que pagar la última nómina de sus empleados antes de cerrar.

Nos ha movido, y por lo menos a mi también me ha preocupado.

¿Que se viene, que esperar?

Y hoy de repente leo estás letras y me lleno de esperanza.
He sido testigo de la resiliencia y del compromiso de esta mujer a su sueño, su empresa y sobre todo su gente.

Hoy más que nunca creo que la verdadera fuerza reside en nosotros y somos solamente nosotros los responsables de nuestra propia suerte y destino.

¿Saben? Están las personas a quienes no se les han regalado las cosas y ellas mismas han luchado por alcanzar lo que hoy tienen. Y están las víctimas de las situaciones quienes estiran la mano y se conforman con pasar un día más como sea.

Por eso mi fe con mi gente, porque a las primeras personas. A este tipo admirable de gente, no se les cierra el mundo. Y así como lucharon una vez, hoy lo harán con más fuerza.

¿Qué viene? Un momento difícil para el mundo en general.

Pero el que esperar en nuestras vidas solo depende de nosotros mismos y de la manera en que queramos afrontar la vida en general.

Hoy es el momento. Crezcámonos a la adversidad y demos todo lo que hay en nosotros mismos para salir adelante y triunfantes.

Carta a un emprendedor

Querido emprendedor, te escribo estas líneas para decirte que te entiendo, que conozco la angustia con la que te acuestas todos los días, que sé cómo es la ansiedad con la que te levantas y la frustración que sientes durante el día.

Querido emprendedor, ¿cuántas veces no escuchamos la frase “¡wow qué increíble! tienes tus propios horarios, eres tu propio jefe, puedes tomar vacaciones ¡cuando quieras!”?

page1image42813056

Y sí, en cierto modo tenían razón, emprender es algo especial, y por supuesto que tiene grandes beneficios. En efecto somos nuestros propios jefes y nosotros ponemos nuestro horario. Pero ¿saben qué? nadie más que un emprendedor entiende lo duro que es serlo.

Un emprendedor es alguien que
cree en su negocio, producto o idea a ojos cerrados, aún cuando nadie más entienda su funcionamiento o importancia; es aquel que se levanta de madrugada con un plan nuevo cada día; el que todos los días está checando su estado de cuenta a ver si ya logró algún ahorro para poderlo reinvertir a su gran proyecto. Un emprendedor contrata familia, no trabajadores, ofrece empleo a personas con la finalidad de que acaben convencidas de lo valioso que es su producto, su negocio o su idea. Un emprendedor es un soñador, que siempre sonreirá por haberse atrevido.

Querido emprendedor, quiero que sepas que hoy me siento como tú, abrumada con lo que está pasando, que estoy haciendo cosas que siempre dije que jamás haría, seguramente te sientes igual. Estoy igual que tú, no nos importa hacer todo lo que está en nuestras manos para que nuestro sueño no naufrague y para que nuestros trabajadores, a quienes consideramos familia, no se queden sin trabajo y que en sus casas no falte nada. Querido emprendedor, quiero que sepas que estamos juntos y que nuestros sueños, ideas y esfuerzo nos llevarán a idear el plan

adecuado para salvar nuestro negocio, y que saldrá el sol, porque para nosotros nada suena imposible, porque sabemos luchar contra viento y marea para sacar adelante no sólo un negocio sino nuestro gran proyecto de vida. Así que emprendedor ¡no estás solo, estamos luchando juntos!

Con cariño,
Una emprendedora.

Gracias Ana Martorell por compatir conmigo tu carta. Pero sobre todo, gracias por compartir tu amistad.
Son personas como tu las que nos inspiran y motivan para ser una mejor versión de nosotros mismos.

#ReginaTeLoCuentaMejor