A lo largo de la historia, las personas aprendemos cosas nuevas todos los días, avanzamos conforme el conocimiento que vamos obteniendo y evolucionamos en conjunto, pero ¿ese avance siempre es bueno? Tristemente no es el caso en la industria de la moda, estamos lejos de lograr un cambio sustancial para el planeta.

Tenemos (todas) las herramientas para educarnos sobre el impacto que esta industria tiene en la tierra pero nos falta mucho que aprender. Los precios bajos y accesibles en la ropa nos permite comprar cada vez más y más, tenemos CINCO veces más ropa de la que tenían nuestros abuelos. Hemos excedido el consumo de ropa barata que solo se acumula en nuestros closets para no ver la luz del día después de una o dos puestas. Actualmente, las marcas lanzan aproximadamente 52 micro-colecciones por año, en lugar de dos a tres como era habitual anteriormente.

De acuerdo con información por la revista virtual, Sustain Your Style el promedio de vida de una prenda es muy limitado. ¿Por qué?

  1. La calidad de la ropa va en decadencia, las prendas no duran muchas puestas pierden color, se quedan sin forma y se desgastan rápidamente.
  2. Las tendencias cambian tan rápido que no podemos seguirles el ritmo. Continuamos comprando solo para estar a la moda.

En esto consiste el término fast fashion: ropa barata para usar y tirar, producida en masa.

La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo, después de la del petróleo. A medida que crece el mercado, también crecen los daños al medioambiente. Además esta industria es una gran consumidora de agua, cada tonelada de tejido teñido puede llegar a necesitar 200 toneladas de agua dulce. Esto y más es uno de los muchos daños que tiene la otra cara de la moda. No existe suficiente espacio en ninguna plataforma para poder plasmar toda la información que existe acerca de este tema, pero estoy agradecida de poder utilizar El Mundo de Regina como espacio de difusión para dar a conocer algunos aspectos de este tema y dar a conocer mi granito de arena.

Sería hipócrita afirmar que mis compras de la moda rápida son nulas. Pero sí puedo decir que gracias a lo que he aprendido, mi consumo ha disminuido. Actualmente más y más personas se unen a la causa. Mi tirada principalmente ha sido consumir marcas mexicanas, el upcycling, apoyar a amigos / conocidos que emprenden vendiendo accesorios, ropa y demás.  Siempre es bueno revisar de donde viene su producción, si trabajan de alguna forma sustentable e informarte sobre su mano de obra.

La verdad es que, en ciertos puntos de nuestra vida por condiciones económicas, facilidad de acceso y cercanía consumimos moda rápida, eso es porque es claro que el Fast Fashion en muchas ocasiones depende del contexto de cada persona y muchas veces puede ser el único recurso. Pero esto que escribo, es cuestión de generar conciencia, estemos al pendiente de marcas mexicanas/locales y comparar las marcas con grandes empresas. Muchas veces se nos hace caro gastar mucho dinero en una prenda pero si es de telas resistentes vas a ver que va a durar en tu closet más de lo que otras prendas de poca calidad.

Truebasales es un proyecto que surgió hace más de dos años, mi hermana y yo pensamos que muchas de las prendas que teníamos en nuestro closet podrían tener una segunda vida. En vez de estar guardadas y sin usar alguien más las podría aprovechar, por eso creamos a través de Instagram la cuenta de ropa. Hoy entiendo que ésta es una forma de desacelerar la moda rápida, y realizar el concepto de segunda mano. ¿Cómo? Al comprar en tiendas de segunda mano estás reduciendo la producción de basura téxtil, cada prenda, en la  mayoría de los casos es única, dejas de financiar las empresas grandes y  por ende los abusos humanos y ambientales y apoyas el comercio local.

 

View this post on Instagram

 

Louis Vuitton Monogram Looping Mini Bag 🤍 VENDIDA . #secondhand #louievuitton #minibag #luxury #trend

A post shared by 🤍 T R U E B A S A L E S 🤍 (@truebasales) on

 

View this post on Instagram

 

Botas 🤍 JEFFREY CAMPBELL Estado: Buenas condiciones (detalles por dentro) Talla: 6 US Precio: $1,250

A post shared by 🤍 T R U E B A S A L E S 🤍 (@truebasales) on

Nosotras creemos que Truebasales es poner nuestro mini granito de arena para disminuir el avance de la moda rápida. Nuestro lema es darle a la ropa una segunda oportunidad. En Truebasales puedes encontrar todo tipo de marcas, uno que otro artículo vintage y prendas únicas. Comprando second hand hacemos que la vida de las prendas se alargue y la fabricación de ropa no sea tan necesaria. Comprando vintage vistes de manera única y singular, como tú.

 

View this post on Instagram

 

Cartera 🌷 Michael Kors Estado: Buenas condiciones (Pequeños detalles) Precio: $750

A post shared by 🤍 T R U E B A S A L E S 🤍 (@truebasales) on

 

View this post on Instagram

 

✨Suéter punto✨ Marca: De Afuera Talla: XS Estado: buenas condiciones Precio: 200

A post shared by 🤍 T R U E B A S A L E S 🤍 (@truebasales) on

Lee también: DEL TALLER DE MICA

Antes de terminar les dejo unos tips para disminuir el crecimiento del fast fashion:

  1. Compra menos.
  2. Trata de consumir local y de mejor calidad.
  3. Piensa dos veces antes de tirar ropa, intenta arreglarla o donarla. (OJO con las donaciones, verifica que si lo entregas a una  fundación o casa hogar verdaderamente lo necesiten, en muchos casos esa ropa termina en la basura).
  4. Busca marcas que recogen ropa usada, incluso marcas del Fast Fashion como H&M que recibe su ropa para hacer un tipo de upcycling.
  5. Infórmate sobre la industria de la moda y su lado no tan padre.
  6. Les recomiendo el documental The True Cost. Existen muchos artículos en internet con información, cuentas de Instagram y muchas plataformas como @sustainyourstyle, @sinbasuramx, @fash_rev@luvit@vivesinbasura.

 

Por Alejandra Trueba

#ReginaTeLoCuentaMejor