En los tiempos que vivimos hay de dos tipos de empresas: aquellas “socialmente responsables” que han respondido a la pandemia de una forma ´positiva’ y las que no. PUNTO. Los nuevos consumidores -resultado de lo recién vivido – estamos ciertos que hoy, mañana y en un futuro no muy lejano- elegiremos sin lugar a duda alguna a las primeras.

Compañías comprometidas como aquellos bancos que ampliaron inmediatamente las condiciones para pago de crédito, suprimieron intereses, permitieron negociaciones, etc. Empresas que trabajaron codo a codo con la sociedad civil para aminorar los problemas. Negocios que -en lugar de puntualmente enviar recibos de cobro, aviso de corte et al– obviaron el cobro de sus servicios, los ampliaron, los hicieron más oportunos, y eficientes.

No aquellos con un permanente “señal inestable” o con servicios para suscriptores únicamente. Canales de TV  que “abrieron” su señal (oséase uno exclusivamente: el canal de aniversario y Golden Premiere en mi paquete –por apenas quince días y a últimas fechas refrendaron la oferta). O aquellos con ridículas promociones tipo 50% de descuento en PPE del 17 de abril al 1 de mayo. Allí te hablan Sky Premiere. Pensemos en compañías como Orbia que dona 50,000 inhaladores para afecciones respiratorias al IMSS. O la Fundación Carlos Slim y CIE, que habilitan una unidad en CentroCitiBanamex con casi 900 camas en tres etapas para enfermos moderados de COVID-19. O hacen lo mismo también en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

En Estados Unidos Liberty Mutual (empresa de seguros) bonificó de manera automática los meses de seguro de coche durante la pandemia porque obviamente el riesgo disminuyó al no hacer uso de los vehículos. Mención especial merecen empresarios que ayudaron en las gestiones con el BID como Antonio del Valle. O su fundación Kaluz.

Y obviamente, the usual suspects como Fundación Origen que desde hace 20 años apoya a las mujeres y familias mexicanas que viven en situación de pobreza y vulnerabilidad a través de sus programas Centros Casa Origen y Línea de Apoyo Origen. Ante la contingencia lanza AYUDA A 300 familias ya que la situación ha dejado sin ingreso a muchas y pretende así llevar directamente despensas.

Y otros buenos representantes de la sociedad civil que una vez más han llenado el vacío dejado por el gobierno con sus pírricas acciones.  El patronato del Hospital Juárez de México, @DuermeTranquilo, @reinserta , y mi consen el patronato del Instituto Nacional de Neurología INNN entregando despensas por el 10 de mayo, equipo de protección personal (también en colaboración con la Fundación del Canelo Álvarez). También otras asociaciones claves que han reunido dinero, enviado comida preparada, o víveres. Ésto es justo lo que hizo Abelardo Marcondes con #CocinamosCDMX con su meta de elaborar y entregar 5,000 comidas por semana que ahora llega -además de la Ciudad de México a Puebla, Guadalajara, Toluca, Aguascalientes, Valle de Bravo y Monterrey -más las que se acumulen ésta semana.

Mención especial merecen los miembros del patronato del Instituto Nacional de Cardiología y su estrategia de Fotos por México para conseguir los recursos necesarios para comprar equipo de protección. O Niños en Alegría que recaudó más de 7,700 USD dólares en su campaña recientemente lanzada. O hasta Las Estrellas en TV abierta y su  “Se Agradece” para el próximo 30 de mayo a las 7 de la noche. El bueno, el malo y…el feo: como dijo William Shakespeare en King Lear “Tis the times’ plague, when madmen lead the blind”. Need I say more?

PD. Aquí cada quince días lo que sí importa en El Mundo de Regina. Y no dejes de seguirme en Instagram obviamente para que veas todo lo que sucede (cada vez más poco y retacado de #tb), y leerme en Twitter ambos @rafaelmicha y revisar nuevamente todas las más de 305 entregas en la web en radarmicha.com y cada semana en RSVP Excélsior.