¡BOMBSHELL, QUÉ ESCÁNDALO!

Desde el inicio del movimiento #metoo en 2017 en contra del magnate productor de cine Harvey Weinstein debido a las acusaciones de acoso y abuso sexual en su contra, hemos sido testigos de un número creciente de denuncias por parte de mujeres en distintos ámbitos, quienes anteriormente permanecían calladas.

El movimiento cobró tanta fuerza que durante los Globos de Oro en 2018, la alfombra roja de tiñó de negro con los vestidos de todas las actrices que apoyaron la iniciativa Time’s Up (Llegó el momento) en contra de los abusos sexuales en Hollywood.

Este año 202 no es la excepción. La película Bombshell “El escándalo”, protagonizada por Charlize Theron, Nicole Kidman y Margot Robbie, relata el mayor escándalo de acoso sexual en contra del presidente y director de la cadena de televisión Fox News, Roger Ailes. Theron y Kidman protagonizan a las presentadoras de noticias Megyn Kelly y Gretchen Carlson, respectivamente, quienes acusaron a Roger Ailes y lograron su renuncia en el año 2016.

Hay otro personaje de ficción llamado Kayla Popsisil, protagonizada por Margot Robbie y que es una amalgama de las historias reales sufridas por distintas mujeres debido al acoso de Ailes a lo largo de los años. En total, más de 20 mujeres lo denunciaron.

Carlson interpuso una denuncia en contra de Ailes y dos Medea después, Fox llegó a un arreglo con ella fuera de tribunales, accediendo a pagarle $20 millones de dólares y ofreciendo una disculpa pública.

Tanto Charlize Theron como Margot Robbie han sido nominadas a distintos premios: Globo de Oro, SAG, Critic’s Choice, BAFTA y Oscar en las categorías Mejor Actriz Principal y Mejor Actriz de Reparto. Ninguna de las dos ha ganado hasta ahora, esperemos que los Óscares les den el reconocimiento que se merecen.

Las mujeres aún no logran una verdadera protección en contra del acoso

Hasta ahora continúa siendo muy difícil acusar a un hombre de acoso sexual en el trabajo. Muchas mujeres prefieren permanecer en silencio por miedo o vergüenza. Otras, a pesar de ser valientes y querer denunciar, muchas veces se ven limitadas por los acuerdos de confidencialidad u otras cláusulas dentro de los contratos que deben firmar al entrar a un empleo nuevo. Eso fue justamente lo que sucedió en el caso de Weinstein y Ailes. De hecho, aun cuando Carlson recibió uno de los montos más altos como arreglo en casos de

Este tipo, Ailes recibió $40 millones de dólares, cantidad equivalente a una compensación por el resto de lo que quedaba de su contrato, además de permanecer como consejero del dueño de 21st Century Fox, Rupert Murdoch. A pesar de que muchas mujeres han padecido y seguirán padeciendo de una u otra forma de misoginia, abuso o acoso en el trabajo, sigue siendo un hecho que las leyes protegen a los hombres poderosos mientras que las mujeres tienen pocos o nulos recursos para defenderse del maltrato. De igual manera, en los casos en los que se trata de “tu palabra contra la mía”, mientras que cuenten con buenos abogados, los hombres siempre tendrán la posibilidad de librarse de las acusaciones.

Esperemos que estas experiencias recurrentes den lugar a nuevas leyes a este respecto en el futuro próximo.