Por: Fanny Carrillo

Beber, beber es un gran placer…

Bueno, no lo es tanto, sobretodo pensando en las fiestas decembrinas en las que si no es la comida de la oficina, es el cóctel de los amigos, la cena con los amigos de tu novio, esposo u otro, el festejo de las Lupitas, la cena navideña de la familia o de los suegros, la reunión anual de las amigas de la prepa que no has visto. Todos, absolutamente TODOS los festejos coinciden en estas fechas.

¿Qué podemos hacer? ¿Nos dejamos ir con todo y salimos hasta con esferas y cuernos de reno de cada festejo? ¿Cancelamos todo y fingimos una gripa furiosa o un piquete de dengue para no tener que salir, socializar e ingerir alcohol en cantidades exorbitantes? Esa es una opción, aunque para aquéllos a los que nos gusta socializar, quizá no sea la más deseable.

La otra opción, la más real, es que decidamos participar en todo lo que nos pongan enfrente: hacer el Guadalupe-Reyes completo, poniendo la meta final en los tamales de la Candelaria. Y es para los que se deciden por esta opción que se dirigen estas útiles recomendaciones:

El día de la fiesta

  1. No beber con el estómago vacío.

Si tienes una fiesta en la noche en la que sabes que vas a tomar alcohol, no practiques la “ebriorexia”. Intenta comer algo antes de salir de casa. Los alimentos ayudan a que el alcohol tarde en absorberse y a que el proceso de metabolización del alcohol sea más lento.

  1. Beber con moderación

Claro, es lo más obvio y lo que menos personas hacen. Si tienes una fiesta tras otra de aquí a fin de año, intenta tomar equilibradamente y no dejarte ir desde la primera fiesta, ya que igual y no llegas a la última. También es buena idea de pronto no ser el último invitado en salir siempre.

 

  1. Evitar las bebidas con congéneres

Los congéneres son los compuestos, aparte del etanol, que resultan de la fermentación y destilación del alcohol y de las que depende el color y sabor de cada bebida. Aquéllas con mayor cantidad de congéneres producen síntomas de cruda (cuyo nombre médico es veisalgia, ¡no tenía idea!). Se dice que hay que evitar las bebidas oscuras ya que son las que tienen mayor contenido de congéneres.

 

  1. No escatimar en gastos al escoger tu bebida

Intenta pedir las bebidas de la mejor calidad. Eso ayudará a que los síntomas de tu cruda no sean tan insoportables al día siguiente. Un vino barato, el alcohol de marca libre, las botellas sin marca pueden traernos consecuencias graves además de muchas náuseas. Lo digo por experiencia propia en mis épocas de adolescente.

 

  1. Evitar mezclar bebidas

Así podrás recordar cuántas copas llevas y evitarás también que tu estómago se revuelva.

 

  1. Tomar mucha agua

Si vas a tener una noche larga, intenta tomar al menos dos vasos de agua entre una bebida alcohólica y otra. Esto mantendrá tu cuerpo hidratado y ayudará a moderar tu ingesta de alcohol.

 

Al llegar a casa

Hay varias medidas que puedes tomar una vez que hayas llegado a tu casa y antes de dormir para evitar la fatídica “mañana siguiente”. Aquí algunos remedios muy eficaces obtenidos de conocidos para tomarte antes de dormir:

 

Opción 1

600 mg de ibuprofeno

300 mg de Ranitidina

50 mg de Dramamine (Dimenhidrinato)

Todo esto con un Pedialite bien frío

 

Opción 2

2 aspirinas

1 Alka Seltzer plus

1 suplemento multivitamínico

 

La mañana siguiente

OK, fue inevitable, la cruda llegó. ¿Qué hacer? A pesar de que si no seguiste los pasos anteriores, lo siguiente no será 100% útil, todavía hay forma de sobrevivir:

 

  1. Tomar mucha agua

Tanta como tu cuerpo te pida.

 

  1. Desayunar opíparamente

Te conviene comer algo sustancioso que incluya pan, quizá unos hot cakes, huevos, aguacate.

 

  1. Tomar un jugo potente

Te conviene que incluya tanto fructosa, como jengibre y nopal que son excelentes agentes anticruda.

 

  1. Tomar paracetamol

La única forma de parar ese dolor de cabeza infame.

 

  1. Un clavo saca otro clavo

Se dice que si tomas la misma bebida que te intoxicó, se alivian los síntomas de la cruda. Sólo ten cuidado de no volver a “prenderla”.

 

¡Felices fiestas!

 

#reginatelocuentamejor