La fotógrafa Mariana Martínez de Alba nos dice que siente al surfear, su nueva pasión.

Mariana Martinez de Alba es una muy guapa y talentosa mujer que ha demostrado fortaleza a lo largo de su vida.

Con experiencia editorial, en donde yo la conocí pues ambas formábamos parte del equipo de la revista Quién en la época en que Laura Manzo era Editora General.

Mariana descubrió que le encantaba la fotografía y empezó a tomar clases. Se volvió tan buena y le llegó a gustar tanto que renunció a su trabajo en Quién para prepararse más y hacer una carrera en este medio.

Habiéndolo logrado y con varias campañas y exitosas exposiciones en su haber, Mariana decidió explorar algo más: El Surf.

Un tiempo antes de renunciar, Mariana fue operada de las 2 rodillas por una circunstancia médica que recomendaba hacerlo para que sus músculos pudieran seguir funcionando.

Yo viví como ella valientemente paso por el quirófano y como tuvo que permanecer en reposo por meses y después usar muletas por más meses.Esto nunca le quitó la sonrisa y aguantó las terapias sin quejarse durante mucho tiempo.

View this post on Instagram

Do One Thing Every Day That Scares You.

A post shared by MARIANA M. DE ALBA (@marianamdealba) on

Años después, ahora que la veo tan feliz en las playas mexicanas,  buscando las mejores olas para surfear, recuerdo las advertencias de sus doctores tiempo atrás, quienes le dijeron que no podría hacer este tipo de deportes.

Sin embargo, Mariana, o MM como la llamamos algunos amigos y yo, vuelve a desafiar a todos, demostrando que si te lo propones, no existen los límites y que si te lanzas por lo que quieres, lo alcanzas.
Que mejor que leer, en sus propias palabras lo que ella siente al ir de Guerrero o Zihuatanejo hasta Oaxaca persiguiendo las olas que la hagan “volar”.

“Para mí en lo personal, después de mis operaciones de rodillas, era como un reto conmigo, con mi cuerpo;  un reto físico de : Lo puedo lograr a pesar de lo que me pasó” comenta..

Y muy emocionada agrega:

“Hay una frase que me encanta que es: Haz todos los días algo que te de miedo. Es la manera de demostrarte que puedes, lo que te hace más fuerte y te empodera.  El hecho de subirme a la tabla por primera vez, el hecho de cada vez que voy que es un mar diferente, una ola diferente, como todo en la vida, es aprender a leer el mar… como aprender a leer la vida y agarrarla del mango. que Es subirte a la tabla, gozarla y ver el mar desde otra perspectiva. Cada vez que yo me subo a la tabla, cada vez que bajo una ola, para mi es un sentimiento de demasiada satisfacción. Es un contacto con la naturaleza impresionante; es darte cuenta que no necesitas más que una tabla y tu cuerpo. La manera de entrar al mar, de ver  tortugas, de ver a los pelícanos pescando al lado de ti.. ves a los animales y a la naturaleza y la gente que está ahí .. es una vibra y una energía súper súper especial.” 

Y termina diciendo “Para mi aprender a surfear ha sido ,  además de un reto personal y físico, cada vez que entro, es  lograrlo!  Es esta analogía de , si tu cada vez qué haces algo, lo haces convencido de que puedes, lo superas y lo haces. Para mi de eso se trata la vida.”

Y vaya que si lo hace.

Nada más liberador que correr con tu tabla y montar la ola, así es como se aprende a “torear”  la vida.

Instagram: @marianamdealba

#RideTheWave
-R,
#reginatelocuentamejor