El proyecto comenzó el pasado 27 de abril con el objetivo de preparar 1000 comidas diarias para apoyar a las personas que día con día luchan contra el COVID19. Entre éstos grupos se encuentran médicos, personal de hospitales, cuerpos de seguridad y personas que pasan por un mal momento fuera de los hospitales en espera de seres queridos.

Ha sido posible en conjunto con el sector empresarial y la sociedad civil de Querétaro, que se unieron con la mejor disposición y actitud apoyando por medio de voluntariado, donativos y aportaciones en especie, logrando así la integración de el proyecto.

El lugar de operación es dentro del Club de Industriales de la ciudad de Querétaro. Desde las 7 de la mañana comienzan a laborar alrededor de 11 personas en el área de cocina, más de 25 voluntarios que todos los días apoyan con la producción de nuestras #Bolsitasfelices y el apoyo moral y emotivo de cientos de niños queretanos que desde casa se han dado a la tarea de escribir cartas, estampas personalizadas y dibujos para cada uno de los alimentos entregados.

Es importante mencionar que dentro del lugar de operación se implementan todos los protocolos de limpieza y el uso de guantes, cofias, máscaras, cubrebocas y distancia entre voluntarios y cocineros.

Cada bolsa contiene 250gr de la comida preparada por los chefs, una barra de granola de la empresa Mars y a partir del día 12 de mayo se une a la causa Alpura para complementar con un yogurt en cada bolsita.

Al cierre del 18 de mayo son ya 18,000 las comidas preparadas y entregadas principalmente al Hospital General, Hospital del Niño y la Mujer, Policía Estatal, Ayudando MX, Casa Hogar San Pablo, Árbol de la vida, Asilo de San Sebastián, Divina providencia, así como a las familias que se encuentran a las afueras del Hospital del Niño y la Mujer.

Lee también: LOS MEXICANOS SOMOS COMO LOS ÁRBOLES

Este proyecto forma parte de la iniciativa “Querétaro es Uno”

En su eje 2 que se enfoca en el apoyo a las personas más vulnerables. Como parte de este grupo se ha conseguido el apoyo del Banco de Alimentos así como Caritas y organizaciones de la sociedad civil con quienes se ha logrado la suma de más esfuerzos para cumplir con el objetivo de este proyecto. Son las llamadas “Acciones de Microsolidaridad” las que están haciendo la diferencia ante una pandemia que no avisó sobre su llegada y que ha colapsado la vida de miles de personas.

Cada una de ésas acciones da esperanza día con día a las personas que arriesgan su vida, a las personas que luchan contra la enfermedad, a las personas que no cuentan con los recursos necesarios para sobrellevar la difícil espera fuera de los hospitales.


En momentos tan difíciles como el que el mundo está viviendo, nos hemos dado cuenta que cada acción por más pequeña que sea, es capaz de hacer la diferencia y de transformar la realidad de miles.

Actualmente la meta se ha incrementado a 1300 comidas diarias, es decir un 30% más de lo planteado en un inicio.

Texto: cortesía Proyecto Juntos por Ellos

#ReginaTeLoCuentaMejor