Con motivo del design Week Mexico, descubrí un lugar diferente, muy padre que no estaba en mi radar del cual les quiero contar.

Archivo es un espacio de exploración abierto a todo el público. Es un museo que expone una colección de objetos cotidianos de diseño, que datan de las primeras décadas del siglo XX hasta la actualidad. Llegar a este lugar es como hacer un viaje al pasado. Yo que nací en los 80’s les puedo contar que me identifiqué muchísimo.

Esta ubicado en una casa en la San Miguel Chapultepec. Cuando entras, te da la bienvenida un jardín increíble y muy bien cuidado. Si sigues el camino de cemento blanco, llegarás a unas escaleras azules que te invitan a subir para entrar a la exhibición.

Adentro, estantes de alambre exhiben objetos comunes que usábamos todos los días, con los que crecimos y estamos familiarizados, que en seguida me remontaron a mi infancia.

Me emocioné muchísimo cuando vi los Juguetes que había ahí; como el Simon que me recordó a las competencias con mis hermanas a ver quién duraba más tiempo!, el Meccano con el que construías coches y te sentías ingeniero y ¿Quién no se acuerda del View master? Ese visor rojo en el que veíamos diferentes imágenes en diapositivas, que estaban en discos que hacíamos girar presionando la palanquita. ¡Qué días aquellos!

Picture11

Picture12

Después, cuando vi el estante de computadoras me sorprendí de lo rápido que avanza la tecnología; Tienen ahí algunos de los primeros ejemplares apple que existieron, y varios modelos de las computadoras grandes y cuadradas con las que estudiábamos en la escuela. Monitores en blanco y negro y hasta un ejemplar de las primeras Macintosh portable.  ¿Se acuerdan de los Floppy discs?

Al voltear la vista al estante posterior, ¡descubrí los juegos de vídeo, no podía creer que estaba viendo un Intelevision! Recuerdo a mi Papá regresar del trabajo y sentarse a jugar el juego de las hamburguesas” Burger time  antes de cenar. ¡Qué bueno era!

También ví un Atari y varios modelos de Nintendo con sus controles y cartuchos. Imagínense que emoción poder enseñarles a nuestros hijos esos aparatos casi prehistóricos ante sus ojos, en los que nosotros aprendimos a jugar Pac Man y Mario Bros., con los que crecimos y nos divertimos. Wow, recordar todas esas historias…

Otro de los objetos que llamaron mi atención fue la colección de cámaras, desde Polaroid y Kodak, hasta un ejemplar ruso de una Lomo diseñada en 1930 en Leningrado. Y cómo no mencionar las grabadoras y reproductores de radio y algunos modelos  para oir cassettes,  donde predominan los marca Sony. No pude evitar sentir nostalgia. Al ver todo el cambio tecnológico OMG…. ¡Me sentí grande!

Si tienen chance de salir a explorar esta ciudad, van a encontrar espacios increíbles y experiencias muy divertidas y gratificantes y recuerden…¡siempre hay una primera vez!

 

The Chic Wanderer. síganme en Instagram @thechicwanderermx para leer mis artículos o en elmundoderegina.com

Archivo Diseño y Arquitectura @archivo.design

#reginatelocuentamejor