Le damos la bienvenida a cada año con una energía renovada y la firme determinación de ser mejores en todos los aspectos de nuestras vidas. En las últimas décadas hemos sido testigos de la consciencia cada vez mayor que existe respecto a la salud y el bienestar en todo el mundo. Gente de todas las edades busca mejores formas de mantener tanto sus mentes como sus cuerpos en forma. Este año no es la excepción. Por lo tanto, al empezar este mes de enero, se presentan diferentes conceptos de las que serán las tendencias más populares en cuanto a cómo mantenernos en forma y saludables. He aquí unas de las más populares que encontré.

El American College of Sports Medicine lleva a cabo una encuesta anual desde hace 14 años para conocer las principales tendencias alrededor del mundo respecto a cómo mantenerse físicamente en forma. Esta incluye a 3,000 participantes, en su mayoría entrenadores, profesores de medicina y especialistas en salud y ejercicio. Además del ACSM, profesionales del ejercicio físico como Jennifer Cohen, directora general de la marca de ejercicio y bienestar NGR (No Gym Required) o Sebastien Lagree, fundador del método Lagree, apuestan por otras tendencias relacionadas con el bienestar.

 

  1. Tecnología portátil. Esta incluye a los rastreadores de entrenamiento físico, los relojes inteligentes y los dispositivos rastreadores con GPS.
  2. Entrenamiento por intervalos de alta intensidad. Este entrenamiento combina periodos de ejercicio de alta intensidad con otros más cortos de descanso. A pesar de que algunos profesionales han advertido sobre los riesgos altos de provocar lesiones con esta rutina, continúa siendo muy popular.
  3. Entrenamiento en grupos. Este incluye grupos de 5 o más personas con un entrenador que ayuda a motivarlos utilizando una combinación de clases y de equipo.
  4. Entrenamiento con pesas. La tendencia del entrenamiento de fuerza con mancuernas, pesas sueltas, barras y pesas rusas sigue estando en los primeros lugares. Esto también significa que no es necesario ir a un gimnasio para entrenar.
  5. Entrenamiento personal. El entrenamiento individual ha estado en los primeros 10 lugares desde la primera vez que apareció la encuesta del ACSM. Esto incluye al entrenamiento en línea o en casa, en un gimnasio o en los lugares de trabajo con instalaciones de gimnasio.
  • Entrenamiento en casa. Los equipos para entrenar en el hogar se han vuelto cada vez más populares y sofisticados, ofreciendo los mismos resultados que un gimnasio.
  • Las aplicaciones para entrenar también son cada vez más sofisticadas y brindan una experiencia de bienestar completa integrando una combinación de rutinas de ejercicio con planes de nutrición.
  1. Exercise is Medicine®. Esta es una iniciativa administrada por el ACSM que fomenta que los médicos u otros especialistas en cuidados de la salud incluyan actividad física y ejercicio en sus planes de tratamiento. Como podemos ver, hay una tendencia cada vez mayor a que sean los propios doctores y otros profesionales quienes receten el ejercicio.
  2. Entrenamiento utilizando el propio peso. Esta es una tendencia que se ha vuelto popular recientemente. El entrenamiento utiliza el propio peso corporal para realizar distintas rutinas de resistencia, fuerza y neuromotoras. Debido a que requiere de muy poco equipo, también es muy económico.
  3. Programas de entrenamiento para adultos mayores. Actualmente las personas viven más tiempo y sus vidas son más activas. Los programas diseñados para adultos de mayores de 55 años seguirán siendo una tendencia en los próximos años.
  4. Asesoría para la salud/bienestar. Esta tendencia combina ciencia conductual con promoción de la salud y medicina para el estilo de vida. El asesor ofrece apoyo y se enfoca en los valores, la visión y las metas de su cliente haciendo uso de estrategias de intervención para lograr cambios en la conducta.
  • Ejercicio para una conciencia plena o mindfulness. La gente está cada vez más consciente de los beneficios que se obtienen al mantener la mente y el cuerpo sanos y escogen rutinas de ejercicios que combinan esta experiencia. Ya no se ejercitan únicamente por los beneficios físicos, sino también para tener una vida más saludable mental, psicológica y emocionalmente.
  • Meditación. Esta práctica llegó para quedarse ya que se ha comprobado que mejora el estado emocional y brinda bienestar. Para los principiantes, Jennifer Cohen recomienda cualquier tipo de meditación guiada que funcione para los propósitos de cada persona, existen varios videos en YouTube o puede usarse la aplicación Calm https://www.calm.com/. Para los más avanzados, aconseja la meditación trascendental, que es meditar repitiendo un mantra personal durante 20 minutos cada día. Este es un método muy eficaz para combatir la ansiedad y el estrés. Finalmente, para los expertos, la metta meditación ayuda a olvidar los resentimientos.

 

Aviso importante: Es primordial contratar únicamente a entrenadores físicos profesionales que estén certificados por alguna asociación seria.

  1. Nutrición a base de plantas. Tanto Jennifer Cohen como Sebastien Lagree apuestan por los beneficios de la nutrición a base de plantas en lugar de carne. Cada vez más restaurantes incluyen en sus menús carne hecha de plantas y parece ser que esta es una tendencia que está a la alza. En el futuro y con una sociedad cada vez más preocupada por la ecología, las personas limitarán su consumo de carne y animales y los sustituirán por plantas en sus comidas diarias.
  2. CBD. Ahora que ya sabemos la diferencia entre el CBD y el THC (esta última es la sustancia alteradora del cannabis que provoca la sensación de estar drogado), empezarán a surgir más productos con CBD gracias a sus muchos beneficios que contrarrestan la ansiedad y alivian el dolor.

 

Como podemos ver, en este 2020 la tendencia es lograr el bienestar total con una rutina integral que incluya tanto a salud, como mente y cuerpo, combinada con un buen programa de nutrición, no tan sólo para bajar de peso o tener un cuerpo fuerte y bien tonificado, sino para que las personas de todas las edades logren sentirse bien en todos los sentidos.