El fin de semana nos enteramos de una triste noticia: la pareja formada por Olivia Wilde y Jason Sudeikis, padres de 2 niños y comprometidos durante 7 años, bajan la cortina.

Lee también: LA TENDENCIA DEL OSCAR: VESTIDO METÁLICOS

Al parecer ambos tomaron la decisión a principios de año y han llevado tan bien las cosas que nadie se dio cuenta.

Durante el confinamiento estuvieron juntos con sus hijos Alexander de 6 y Daisy de 4, llegando incluso a verse imágenes de ambos (Olivia y Jason) muy sonrientes nadando en el mar de Malibu.

Nada hacía sospechar que después de más de 9 años juntos en total, hubieran decidido continuar solamente como padres y ya no como pareja.

Y mientras que ninguno de los dos ha hecho comentarios al respecto, los medios hicieron eco de la noticia compartida por People el sábado.

Aunque hay diferentes versiones de cómo se conocieron hace casi 10 años; una indica que el mejor amigo de Olivia le pasó su teléfono a Jason pues Olivia estaba interesada en conocerlo y otra dice que Jason y ella se conocieron en una fiesta y que aunque ambos sintieron la química, amigas de ella le dijeron que estaba saliendo con alguien más así que él no actuó hasta 6 meses después cuando supo que Olivia ya no salía con esa persona.

Sea cual sea la realidad, ambos llegaron a ser una de las parejas más sólidas y discretas durante su tiempo juntos así que la noticia de su separación  sorprendió a muchos.

“Ha sido amistoso y han transitado hacia una muy favorable forma de compartir sus responsabilidades como padres. Los niños son su prioridad y el corazón de la relación familiar”, comentó la fuente que confirmó la noticia.

Un indicador de que las cosas tal vez no andaban del todo bien entre ambos puede ser cuando el pasado febrero Jason se fue de fiesta con sus compañeros del programa SNL mientras que Olivia recibía un premio en los Independent Spirit Awards por su película Booksmart en donde debutó como Directora.

Olivia de 36 y Jason de 45 reflejaron un estilo muy cool de vida en Brooklin con aire relajado y comentando sobre lo bien que se habían adaptado a su vida en familia.

No era nada extraño verlos caminando con sus hijos rumbo al colegio o comprando el pan.

Su hijo Otis nació en abril de 2014 y Daisy en octubre de 2016.

El sábado Olivia compartió en sus redes una foto de ella con los niños  en donde puso “my everything”  y también se le vio sonriente montando a caballo.

Una lástima que esta familia se separe aunque estamos seguros que tanto Jason como Olivia seguirán viendo por el bienestar de sus hijos.

-R,

#ReginaTeLoCuentaMejor