Mis Queridos, como sabrán la semana pasada fue cumpleaños de Kris Jenner, la mamá de todas las hijas Kardashian-Jenner y todas decidieron festejarla de diferentes maneras. 

Sin embargo, Kim Kardashian, su segunda hija tuvo un detalle muy especial con ella y la hizo llorar de lo conmovedor que fue. Kris celebró su cumpleaños número 64. Para esto se reunieron los amigos más cercanos de la familia y los más queridos de Kris Jenner. Y aunque estábamos acostumbrados a fiestas enormes, está vez fue más pequeño. 

La celebración empezó en un pequeño desayuno que Kim organizó, Kim reveló la ubicación del evento de último momento. Sin embargo decía “la casa donde la familia ha crecido y pasó su infancia”.Kim aseguró que en esa casa tuvieron los mejores momentos con su papá y mamá. Además de todo recreó todos los espacios y puso la casa tal y como estaba antes. 

A pesar de que Kris se separó de Robert Kardashian, siempre ha dicho que los momentos que creó con el fueron increíbles y la familia que formaron fue espectacular. 

Eso no fue el único regalo que Kris Jenner recibió por parte de sus hijas. La madre de la familia Kardashian también tuvo la oportunidad de dar un paseo en uno de los coches que antes tenían, Kim se encargo de que todo fuera perfecto, incluso hasta puso las placas que tenían en ese entonces. 

kim-kardashian

Kim aseguró que durante muchas semanas estuvo planeando este evento tan esperado. Ella siempre se ha caracterizado por ser detallista con su mamá de hecho ella siempre ha estado a cargo de Kim y la ayuda en todos los sentidos de su vida. 

Todas las hermanas se divirtieron demasiado y disfrutaron a su mamá al máximo. Kim de hecho reveló que sintió la presencia de su papá durante todo el evento. ¡Qué lindo!

View this post on Instagram

Today we celebrate my mom. Anyone that knows her, knows how sentimental she is. For her birthday I planned a small lunch, with just her kids and her closest friends of 40 + years. I sent out invites with a location where we all met. When everyone arrived, I told them I had a surprise and this wasn’t where we would be eating. I then gave everyone the REAL invitation and once everyone saw the address for where we would be going tears filled the room. I rented our childhood home. All of our memories live here especially with our dad. It’s where each Kardashian child was born and made us who we are. Growing up, the home had the most ridiculous wallpaper and kitchen set! I remade all of our table settings, decor out of the same fabric and print as the wallpaper. We had lunch at the home as if it hadn’t changed and we cried the entire time. When we walked out to get our cars to drive there, I had another surprise! I had rented every car my parents ever owned. I had some waiting outside so we could drive them to the house and the rest were lined up in the driveway of the house exactly how my parents used to have them parked. I even remade the exact license plates. (Yes my mom had a 2 DIE 4 license plate!) We drove to the home in these cars and relived our childhood! This was the best day ever. I am so proud I was able to keep such a meaningful surprise a secret from my mom and sisters for weeks! This was the most special, nostalgic day of my life and we felt my dad’s presence enjoying this day with us! I kept it together and didn’t cry the entire lunch even though I cried during the entire planning process. But at the end I went into my old bathroom, closed the door and cried so hard.

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

-R,
#reginatelocuentamejor