El mes pasado el preso de 65 años Mark David Chapman solicitó libertad condicional por 11va vez, la cual le fue negada por su terrible acto hace 40 años. En ella se le realizaron una base de preguntas a las que respondió que tiene mucho remordimiento por haber matado a tiros al ex Beatle John Lenon en 1980, afuera de su departamento en Manhattan.

Dijo que reconoce que merecía la pena de muerte

“Lo asesiné porque él era muy famoso y esa es la única razón y yo buscaba en gran medida la gloria para mí. Muy egoísta”, dijo Chapman.

Lee también: ¡MÁS INJUSTICIAS EN EL CASO DE BREONNA TAYLOR!

También agrego que todo el tiempo piensa en el dolor que le ocasionó a la esposa de Lennon, Yoko Ono.

“Sólo quiero que ella sepa que ella conoce a su marido como nadie más y sabe el tipo de hombre que fue. Yo no”, declaró.

Recordemos que este terrible asesinato sucedió en la noche del 8 de diciembre de 1980, mientras Lennon y Yoko regresaban a su departamento en el Upper West Side de Manhattan.

Antes de cometer el terrible acto Chapman le pidió un autógrafo a Lennon, el cual le firmo su autógrafo sobre una copia de su nuevo álbum, “Double Fantasy”.

“Él de hecho fue amable conmigo ese día”, dijo Chapman.

Chapman al cumplir su sentencia de 20 años a cadena perpetua en el Centro Penitenciario de Wende, dijo a la comisión que:

“Merezco cero, nada. En aquel entonces merecía la pena de muerte. Cuando planeas intencionalmente asesinar a alguien y sabes que está mal y lo haces por ti, eso es una pena de muerte ahí mismo, en mi opinión”, declaró.

En agosto del 2022 Chapman volverá a ser elegible para la libertad condicional por 12va vez.

#ReginaTeLoCuentaMejor