Mis Queridos cuando Kim y Kanye se casaron en el 2014, las fortunas de ambos eran mucho menores de lo que son ahora.

La de Kanye era mucho mayor que la de la protagonista del reality, pues ella tenía cerca de $40 millones de dólares y el sumaba $100 millones.

Antes de su fastuosa boda en Italia, la pareja firmó un acuerdo prenupcial: ella recibe $1 millón de dólares por cada año de matrimonio y se puede quedar con todos los regalos que Kanye le haya dado durante el tiempo de casados.


Pero hoy en día, la fortuna del músico es de $1.3 billones mientras que la de Kim es de $740 millones. Gracias al éxito de sus marcas de ropa interior y de maquillaje.

Además, el cinco de enero la empresaria, cerró un trato con Coty Inc en donde vendió 20% de KKW, su marca de cosméticos, así que su patrimonio creció a $200 millones más.


En el acuerdo prenupcial se afirma que cualquier dinero que ella genere con sus empresas, así como de apariciones, es independiente del patrimonio familiar. Lo que evita que Kanye pueda pedir que se dividan las ganancias.

El hecho de que su marca lleve incluido el apellido de Kanye, eso no implica que le deba dar porcentaje de sus ventas.


El acuerdo, sin embargo, no dice nada sobre custodia de hijos en el matrimonio y ellos comparten cuatro: North de 7, Saint de 5, Chicago de 3 y Psalm de 1 año, pues así lo estipulan las leyes de California.


La tirada de ella es compartir la custodia 50/50 y que él acceda a cederle la casa familiar en Calabazas según nuestra fuente. La socialité es dueña del terreno y de todos los que la rodean aunque la casa es de su esposo.


Lee también: ¿EL PRIMER PASO DEL DIVORCIO DE KIM KARDASHIAN Y KANYE WEST?

Familia del cantante y la empresaria

Lee también: LAS PRUEBAS DE KANYE VIVE UN EPISODIO DE BIPOLARIDAD


Además, según las leyes de California, ninguno puede sacar a los niños del estado sin permiso del otro. En cuanto a propiedades en conjunto, “Kimye” tienen $78 millones en propiedades no incluidas en el acuerdo.

Como el rancho en Wyoming con valor de $15 millones, en donde Kanye pasa la mayoría del tiempo y otro rancho en Cody con valor de $14 millones. De estas propiedades no se sabe si también están a nombre de Kim.

Propiedad de Kanye en Wyoming


El arte adquirido y los autos que valen millones, también los tendrán que dividir pues los han comprado juntos. Se va a poner interesante, ¿no creen?


Aunque, conociendo a la empresaria y su mamá Kris Jenner, harán lo posible para sacar el mejor partido de todo esto y han de tener varios ‘ases bajo la manga’.


¡Ya lo sabremos!
R,
#reginatelocuentamejor