Les voy a confesar qué cuando llegué a Amarcura para el estudio no sabía a que iba..Fui porque Tatiana Solana, socia de Amarcura llevaba tiempo recomendando me el estudio y porque entre una cosa y otra el año pasado no hice todos mis exámenes de rutina, lo cual me tenía algo preocupada.
Hablando con Andrés, Termógrafo Certificado… Me explicó que en este estudio se puede ver todo, por lo cual sí no estaba al día médicamente, con esto me pondría al corriente. ¿Cuánto tiempo dura? Le pregunté. Con eso de que una vive corriendo: “media hora” respondió “y no es invasivo “. Frase clave para que me decidiera a hacer la cita.
La llegada a Amarcura siempre es amable: Jasmín te recibe sonriente y te indica si esperar un momento o te dirige al consultorio correspondiente. Me pasó enseguida y ya me esperaban Andres y Ana Bahnsen, su asistente.
Me explicaron brevemente cómo funciona el estudio (el calor que los órganos del cuerpo muestran en la fotografía va indicando el estado de ellos o algo por el estilo) y yo lo único que tenía que hacer era posar un rato en diferentes ángulos mientras Andres captaba las imágenes con los aparatos. Cabe mencionar que hay que desvestirse de la parte de arriba y que Andres muy profesional no voltea en absoluto así que no hay incomodidades.

Más de la termografía:

Es muy interesante ver las diferentes temperaturas del cuerpo por medio de colores… nuevo para mí. El tiempo se pasa rápido y Andres va respondiendo las dudas si es que tienes.
Al terminar, se hace una cita con un Doctor en San Diego que te explica por Skype todo lo que sale en el estudio. Tres días después, regresé para la consulta y el doctor muy amable y con mucha claridad va recorriendo órgano por órgano y dando las recomendaciones.
De solo pensar que este estudio te informa del estado de salud de tu cuerpo de una manera sencilla, sin anestesias ni tiempo de reposo ni nada por el estilo es maravilloso. Se recomienda hacerlo 3 meses después de seguir el tratamiento indicado para ver los resultados.
Personalmente me informó de algo que me había aparecido hace unos días y que ningún doctor sabía que era: ni el dentista, ni el médico general. Me dio mucha paz saber que no era nada serio y que con unos suplementos se soluciona.
Francamente muy agradecida de encontrar herramientas preventivas que den claridad a algo tan importante como nuestra salud.
-R,
#ReginaTeLoCuentaMejor

Aquí un poco de la experiencia de Tatiana Solana

Me hice mi primera termografía hace 7 años en una de las conferencias que solía hacer David Wolfe, llamada Longevity Now y quedé maravillada con la cantidad de información que obtuvo el doctor con mis imágenes.

Desde entonces no he necesitado hacerme ninguna mastografía, porque ahora uso este estudio como medio de diagnóstico de salud de mis senos y cuerpo en general.

La termografía es un estudio inocuo realizado a través de imágenes térmicas del cuerpo con el cual se puede detectar inflamación, congestión linfática, y predominancia de estrógeno.  Siendo un estudio que identifica cambios a nivel fisiológico, se puede detectar el desarrollo de tejido agresivo años antes que con otros tipos de estudios. La termografía mide y registra la temperatura que el cuerpo presenta, sin meterle ningún tipo de radiación. Por lo mismo no pone en riesgo mi salud. Así como muchos de los estudios que utiliza la medicina alternativa, éste ha recibido críticas desde la perspectiva halópata pero a mi me parece una gran herramienta.